Villa Pueyrredón: satisfacción de los vecinos tras el reclamo

15/10/11 Dicen que no están acostumbrados a tanta gente. Y que las torres cambian mucho el barrio.
La mayoría de los vecinos de Villa Pueyrredón están satisfechos con la ley que se aprobó el jueves y que limita la construcción de edificios a cuatro pisos en ese barrio porteño. Sobre todo por un tema de espacio y porque dicen que no están acostumbrados a tener tantos vecinos y edificios amontonados.
“Se tiene que respetar el barrio. No hay lugar para tanta gente. Cuando nosotros elegimos venir a vivir acá fue justamente para no estar encimados ni asfixiados. Ahora no hay lugar para estacionar, si viene más gente no sé como vamos a hacer”, le dijo Silvina García a Clarín . “Estoy a favor de la ley porque las torres oscurecen y cambian mucho el barrio. Me parece bueno que les pongan un límite para que no sean tan altas”, aseguró Rosa Miano quien, paradójicamente, vive en una edificio de 12 pisos.
El proyecto de ley, que fue presentado por el diputado del PRO, Patricio Di Stéfano, surgió a pedido de los vecinos que reclamaban que este tipo de construcciones alteraba el barrio.
En un recorrido Clarín pudo constatar que hay una gran cantidad de torres en construcción . En la avenida Salvador María del Carril al 3000 son cuatro los edificios de nueve pisos terminados, dos en construcción a menos de 20 metros de distancia entre ambos y un pozo para hacer otro. Siguiendo el recorrido, por la misma cuadra al 2700 hay otras tres torres de ocho pisos y una de seis.
También sobre Terrada al 4800 están construyendo dos edificios de ocho pisos. “Me parece muy bien la ley porque estaban destruyendo el barrio. Ni las cloacas ni el agua están preparados para tanta gente. Lo peor es que tiran abajo casas hermosas para hacer estos edificios gigantes que son horribles. En mi jardín no da más el sol porque hicieron una torre enorme al lado”, criticó Elsa Toscano.
Sin embargo algunos están a favor de la construcción de torres. “A mi no me molestan para nada; es más, me parece que quedan lindas. Además hay más gente en la calle y entonces es más seguro salir a la noche, y para los comercios, mejor porque más gente significa más ventas”, contó Marta Fernández.