Botero en Buenos Aires


Arranca en Buenos Aires millonaria muestra de Botero

20-05-13 00:00 Se trata de una exposición que se realizará a partir de mañana en el Museo Nacional de Bellas Artes. Se podrá apreciar una colección de 50 dibujos en acuarelas, lápiz, pastel, tinta y carbonilla del famoso artista de origen colombiano por alguna de cuyas obras se ha llegado a pagar hasta u$s 2 millones


GNACIO GUTIÉRREZ ZALDÍVAR Especial para El Cronista
Fernando Botero es el más famoso artista de Sudamérica. Su obra tiene desde hace 30 años una difusión extraordinaria gracias a la galería Malborough que lo representa. Su capacidad de trabajo en sus talleres de Nueva York, París y Pietrasanta permiten una gran promoción de su extraordinaria obra.
Desde mañana martes, se iniciará la tercera exposición de sus obras que se llevará a cabo en el Museo Nacional de Bellas Artes, honor que no ha tenido en más de un siglo ningún artista local, confirmando que nosotros miramos más al exterior que a nuestro interior.
Hace 20 años se hizo una gran exposición con un muy buen catálogo auspiciada por Franco Macri. Y en el 2006 se realizó una muestra sobre el tema de la violencia en Colombia.
Ahora se presentarán en nuestro museo mayor 50 dibujos incluidas en una exposición itinerante de acuarelas, lápiz, pastel, tinta y carbonilla. Mis preferidos son las sanguíneas (término que proviene del italiano y viene de sangre, como el color del pastel graso).
Su éxito, sin duda es por su imagen única y personal que lo distingue. Y su mercado es global. Por ejemplo, en Singapur en la galería Opera hay tres obras en venta en u$s 1,7 millones; en Venecia otras 20 obras en grandes precios en la principal galería a metros de Piazza San Marcos. En Miami, se encuentran en la galería Gary Nader; y en Nueva York en Marlborough. En todas se ofrecen sus principales obras, de todas las técnicas, bronces, pinturas, acuarelas y dibujos.
En subastas se venden 90 obras por año. Y en mayo y noviembre, en las autodenominadas Latin American Auctions, sus obras dominan las ventas.
El volumen ha crecido por seis en 10 años y ya vende el 66% de lo que ofrece. Sus mayores precios son las pinturas grandes con muchos personajes que rondan en los u$s 2 millones. El 84% se vende en Nueva York. De ese porcentaje, el 50% son pinturas, el 40% esculturas y otro 10%, dibujos cuyos precios van entre los u$s 20.000 a u$s 700.000. Son sus obras de 1970 a 1990 las más demandadas.
Será entonces un privilegio tener esta exposición que muestra la base de todo artista plástico que es el dibujo, la estructura de todo.
Mientras esto sucede en nuestro país, Manhattan se llevaron a cabo la semana pasada dos días de locura en los cuales se vendieron obras por u$s 940 millones en arte realizado luego de 1949. La venta más grande de la historia en una noche incluyó 66 obras por u$s 495 millones. Es decir, a un promedio de u$s 7,5 millones por obra. Hubo también 16 nuevos récords en la venta de Chrisitie’s. Tres se vendieron en más de u$s 40 millones; 9 en más de u$s 10 millones y otras 23 superaron los u$s 5 millones. Se habla de “una nueva era en el mercado del arte”. Algo que me hace temblar y ponerme muy nervioso. Un Pollock se vendió en u$s 58 millones; un Lichtenstein en u$s 56 millones; un Basquiat en u$s 49 millones. Lo positivo es que el 25% de los compradores fueron nuevos clientes, lo cual demuestra que la demanda crece. En total, Christie’s vendió u$s 563 millones y Sotheby’s otros u$s 377 millones. Con récord por el ‘azul’ de Barnett Newman, vendido en u$s 44 millones. Y por la pintura de foto movida de Ritcher que se pagó u$s 37 millones.
En Pollock se fue en u$s 21 millones y se vendieron 17 de las obras consignadas por el Whitney Museum para pagar sus ampliaciones en u$s 19 millones. También una escultura con el clásico lapislázuli de Yves Klein fue récord: u$s 22 millones. Algo similar pasó con Phillip Guston, un artista cuyas obras se vendían en u$s 3 millones. Ahora se pagaron u$s 26 millones por una de ellas. Esto evidencia que todo sube, nada baja. Y que es el gran momento del arte de post-guerra. Son los americanos quienes sostienen este mercado que sube más que el 10% que ha subido en 140 días el Dow Jones. No se si estos compradores tendrán paciencia para vender cuando llegue el momento.