CEDIN - Opina Tizado


Roberto Tizado opina sobre el CEDIN

Columna del Presidente del Tizado propiedades con respecto a la nueva normativa que impulsa el Gobierno. 

“Hoy el dinero negro es un problema en la Argentina y en el mundo, las exigencias para transferirlos y moverlos por el mundo cada vez son más complicadas y en un tiempo será imposible, los bancos, incluso los paraísos fiscales están cada vez más controlados, por que cada vez hay más información. 

Acá se presenta una oportunidad, y posiblemente la última para poder legalizar ese dinero en dólares. El mercado inmobiliario se encuentra en un momento ideal, por que los valores se han acomodado y convalidan bajas de hasta un 20/25% en dólares billete y hoy hay una oportunidad con este blanqueo de vender en dólares para los vendedores. 

Los valores son bajos con relación a los valores de las propiedades de los países vecinos, en dólares, ya que la mayoría de las monedas de los vecinos se han apreciado con relación al billete verde. Y mucho más bajos con relación a los valores de las ciudades importantes de los países de Europa y de los Estados Unidos a pesar de las crisis que han vivido ambos continentes. 

Acá se genera una chance enorme para legalizar los dólares informales para invertir en inmuebles, que en los próximos años del mediano plazo seguramente van a subir en dicha moneda, por que la emisión de dólares es demasiada grande y esto traerá inflación de esa moneda en EEUU, hasta hace poco, un billete de cien dólares no lo cambiaba nadie y era un problema pagar en efectivo, hoy con 100 dólares apenas se puede pagar un almuerzo en un restaurante normal ,eso nos da una idea de la desvalorización de esa moneda. 

La seguridad de que los Cedin se pueden cambiar por dólares billete, cuando se vayan a canjear son absolutas ya que tienen encaje del 100% en el Banco Central, por cada dólar que tienen que entregar, alguien entrego ese dólar. 

Además esos certificados van a poder ser endosados indefinidamente, y se generará un mercado secundario en pesos, esos pesos se podrán, aplicar a la construcción de los inmuebles, esto me aclara que cuando las empresas constructoras reciban esos certificados los podrán vender en el mercado secundario en pesos y aplicarlos a la construcción de los edificios y no los tendrán que vender en el mercado oficial a 5.2. 

La ventaja que sean endosables, infinidad de veces, nos indica que podrán movilizarse, en varias operaciones, un propietario podrá recibir los certificados y con los mismos podrá comprar otra propiedad y a su vez, el que vende, podrá comprar un terreno y construir una casa. 

Desde ya que este blanqueo, acompañado por un plan monetario y financiero y fiscal equilibrado, austero y gradual en el tiempo, que genere confianza con tasas de interés acordes a los costos, generaría una avalancha de inversiones que nadie puede imaginar. 

El blanqueo realizado en 2009, luego de la burbuja inmobiliaria en Europa y EE.UU fue el impulsor para que la actividad de nuestro sector se reactivara fuertemente hasta fines de 2011 

Las condiciones macroeconómicas de la Argentina son muy buenas, tenemos los mejores términos de intercambio de los bienes que exportamos e importamos desde hace 60 años, además tenemos muy bajo nivel de endeudamiento con relación al producto bruto, y gran parte de esa deuda esta en manos de reparticiones estatales, es decir es endeudamiento interno. 

Creo que el gobierno no sabe comunicar estas ventajas para la reactivación del sector y es conveniente tratar de aclararlas, más allá de los cuestionamientos morales si es justo para los que tienen su situación fiscal ordenada, es muy importante para la reactivación de un sector y una industria que es madre de industrias y que genera mucha mano de obra de sectores de la sociedad que no tienen capacidad de insertarse en otras actividades y quedarían totalmente excluidos en la misma sociedad, por eso veo muy importante la decisión política de impulsar esta ley a pesar de esos cuestionamientos”. 

Comunicado enviado el día 9 de mayo del 2013 por la agencia de prensa de Roberto Tizado