Dólar Cedin

Buscan activar el "dólar Cedin" e inmobiliarias ya prenden velas para que dé impulso al mercado

 
Desarrolladores, escribanos, comercializadores de inmuebles y particulares que necesitan vender su propiedad cruzan los dedos ante el inminente debut de estos títulos dolarizados. El Gobierno asegura que podrán ser canjeados por billetes verdes al momento de escriturar. Lo que viene
Por 
    Última actualización:
    05/06/2013 8:06:59 am
    Se termina la instancia de las especulaciones.

    A pocas horas de promulgada la ley del blanqueo, la llegada al mercado de los ultra mencionados Cedin (Certificados de Depósito Inmobiliario) entró en tiempo de descuento.
    En efecto, fuentes de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) anticiparon a iProfesional que estostítulos harán su debut en el mercado antes de este viernes.

    El desembarco, confirmado a este medio por Roberto Arévalo, titular de la CIA, llega en momentos en los que se está a punto de dar a conocer otro derrumbe en la actividad, vinculado con las bajas operaciones de compraventa en mayo.

    En ese sentido, el empresario reconoció a este medio que ese mes cerró con un desplome del orden del 80% respecto de igual período del año pasado.

    "Se mantiene la situación de parálisis. Para colmo, el Colegio de Escribanos cambió de mensual a trimestral su medición, por lo que ahora no se pueden determinar las caídas que se dan cada 30 días".
    "Para dar con una estimación del mes a mes -agregó- debe recurrirse a las afirmaciones de los titulares de inmobiliarias", en línea con lo ya anticipado por este medio (ver nota: Se extingue el dólar celeste y el Gobierno va por otro termómetro para disimular la crisis).

    En otro orden, Arévalo confirmó a iProfesional que este martes mantendrá una reunión con la presidenta del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont y miembros de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC). 
    El objetivo del encuentro es el de ultimar los detalles del debut del "Cedin", un título que se les otorgará a quienes blanquearon sus dólares y tengan interés en adquirir una vivienda.

    "El viernes pasado me notificaron del encuentro. El plan oficial es que esta semana los bonos ya estén circulando. La clave del éxito pasará por la confianza que muestren los particulares y que -tal como prometieron los funcionarios- aparezcan los dólares en el preciso momento de escriturar", expresó Areválo.

    El titular de la Cámara Inmobiliaria destacó que el "haber recurrido a los Cedines significa -lisa y llanamente- la muerte de la idea de pesificar el mercado inmobiliario, algo que alguna vez intentara llevar a cabo el Gobierno".

    "En otras palabras, ya no habrá posibilidad de hablar de cotizaciones en moneda nacional", agregó.
    Otro de los encuentros clave tuvo lugar ayer lunes entre el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y los titulares de las principales casas de cambio. El funcionario les pidió "colaboración" para que éstos participen activamente y le den fluidez al mercado secundario de Cedines. 
    La idea de Moreno es, además, que cualquier particular que disponga de estos certificadospueda negociarlos con los cambistas, que harían las veces de contraparte del público en general. 

    Los títulos irán desde bajas nominaciones -es decir, de apenas u$s100- pasando por intermedias y llegando a cifras muy altas, como ser u$s100.000.
    Las dos vías de reglamentación
    En tanto, la reglamentación de la nueva ley de blanqueo circula por dos caminos paralelos, es decir, el del Banco Central y el de AFIP.
    En lo que respecta a las características del BAADE y del CEDIN se aguarda la normativa que emita el BCRA.
    Es por ello, que su titular, Mercedes Marcó del Pont aceleró en las últimas horas las reunionespara poner a punto los últimos detalles de la implementación de los mecanismos de financiación.
    Por otra parte, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray ya adelantó que durante esta semana se dará a conocer la reglamentación emitida por el organismo que se encuentra bajo su órbita.
    Esto último dará el marco legal al procedimiento de adhesión al blanqueo que, de acuerdo al texto de la nueva ley, estará vigente entre julio y septiembre próximo.
    Depende, todo depende 
    Para Armando Pepe, fundador de la CIA y presidente del Servicio de Ofertas Múltiples (SOM), laayuda que pueda darle el Cedin para recuperar en algo una actividad que atraviesa la peor crisis desde 2001 dependerá de varias cuestiones.
    Entre ellas, de la claridad con que la administración kirchnerista comunique la iniciativa, de laconfianza de los particulares y, principalmente, de que los billetes verdes que proveerá el Banco Central (cuando los bancos avisen de una escrituración) lleguen sin dilaciones.

    "Es de esperarse que el mercado comience a moverse un poco más. Pero igual hay que pensar que nadie se peleará por comprar. Lo importante es que aparezcan las divisas en reemplazo de los Cedines", comentó Pepe a iProfesional.
    Según dio cuenta el titular del SOM, "lo llamativo es que desde el fin de semana pasado ya hay algunos avisos en inmobiliarias que dicen aceptar ‘Cedines´".

    "Para las inmobiliarias es una dato esperanzador después de un mayo que siguió dando muestras de lo complicado que está el sector. Más aun si se tiene presente la incertidumbre que generan los movimientos imprevistos del dólar paralelo", añadió.

    Pepe reconoció, igualmente, que ya con la cercanía de la implementación de los Cedines "poco a poco se empezó a notar un mayor interés de muchos que habían permanecido quietos por las turbulencias del mercado".

    José Rozados, CEO de Reporte Inmobiliario, también auguró una mejoría en la compraventa de propiedades, de la mano de estos bonos que comenzarán a circular en los próximos días.

    "Por lo menos su operatoria está más clara y se sabe que es un certificado intercambiable por dólares, nominativo y endosable. Si estos títulos pueden ser cambiados rápidamente por billetes verdes, tal como aseguró el Gobierno, tendría que notarse una mejora en la situación de las inmobiliarias", expresó a iProfesional.

    "Algo que queda por verse es cómo se dará la transferencias de ‘Cedines' en el mercado secundario. Es decir, entre los que no los cambian por dólares y optan por quedarse con los títulos para su posterior negociación", dijo Rozados, al tiempo que agregó que "habrá que esperar las condiciones financieras, ver cómo se hace el endoso y cómo se certificará dicho endoso".

    Dólares en el acto
    Pocas horas antes de promulgarse la ley de blanqueo, y en un nuevo intento por llevar tranquilidad a un mercado inquieto y angustiado, el Banco Central buscó transmitir calma a los escribanos operadores inmobiliarios, respecto de un punto muy sensible.

    El mismo tiene que ver con cómo se hace de dólares el que reciba Cedines por la venta de un inmueble.

    Para despejar dudas, autoridades de la entidad aseguraron que en la mesa de escrituraciónestarán disponibles para el vendedor tanta cantidad de billetes verdes como bonos presente el comprador.

    Esas palabras fueron transmitidas por el propio Matías Kulfas -gerente general del Banco Central y uno de los funcionarios de máxima confianza de Mercedes Marcó del Pont- a los directivos de la Cámara Inmobiliaria Argentina.
    Kulfas convocó a las autoridades del sector el viernes pasado para aclararles específicamente este punto.
    Sucede que una de las dudas iniciales que se había instalado se refería justamente al tiempo que iba a transcurrir entre que el vendedor de una propiedad recibiera estos títulos y el momento en que le serían entregados los dólares billete.

    Varios escribanos habían alertado que si el vendedor no recibe los dólares en el mismo instanteen el que se formaliza la escritura, muy pocos estarían dispuestos a concretar la operacióny darle posesión de la propiedad al comprador a cambio de Cedines.

    "Los vendedores querrán ver los dólares-billete arriba de la mesa", enfatizaban los escribanos. Parece que el Gobierno tomó nota de este tema y se espera que las dudas queden totalmente despejadas con la pronta respuesta del Banco Central.

    Ahora lo que se espera es que, una vez puesta en marcha la operatoria, se pueda comprobar en la práctica qué pasa con las escrituraciones.
    Una preocupación adicional del Gobierno -más allá de que el público acepte la operatoria con Cedines- es que su uso contribuya a que se concreten más rápidamente las transacciones de compraventa.
    En concreto, confía en que estos certificados sirvan para ponerle un techo a la cotización deldólar blue. De ocurrir, la distancia entre oficial y paralelo se estabilizará y ello posibilitará que las partes (comprador y vendedor) lleguen más prontamente a un acuerdo.
    Opiniones divergentes
    Desde que fuera propuesto por el Gobierno en mayo -y al igual que lo sucedido en el plano político y económico- el sólo anuncio de la puesta en circulación del Cedin ha venido generando opiniones muy divergentes en el sector del ladrillo.

    Algunos desarrolladores y comercializadores ven a estos títulos, o "cuasimonedas" (ya que su respaldo son los dólares blanqueados) como una oportunidad para vigorizar en algo una actividad que viene en franco declive.

    Otros, en cambio, habían tildado a la iniciativa como un mero artilugio para aplacar las quejasde los empresarios del rubro.

    Además, señalaban que este recurso no contribuye demasiado a quienes se proponen edificar en vez de comprar una unidad terminada.

    "Para la compra de propiedades, el mecanismo está bastante claro. Pero para quienes construyen, no tanto. ¿Quién se desprenderá de dólares para recibir un título que cotizará a un valor menor al del blue para, con los pesos recibidos, pagar materiales y mano de obra?", se preguntó uno de los ejecutivos consultados.

    Su cuestionamiento viene a ser parte de uno de los grandes interrogantes que se plantean hoy día.

    Y esto es así porque, a medida que se va avanzando en la obra -y con la certificación correspondiente- el Banco Central irá entregando Cedines de tal forma que el particular pueda ir cubriendo los costos del emprendimiento. 
    Aquí es donde se presenta el problema, porque si necesita pesos para pagar a proveedores y salarios, deberá negociar estos títulos en el mercado secundario. 
    ¿A qué tipo de cambio? A uno que se ubicará por debajo de la cotización del blue, lo que le implicaría reconocer una pérdida (asociada al "costo" del blanqueo).
    En otras palabras, las edificaciones estarán vinculadas con una pérdida cambiaria.
    Según trascendió, la idea oficial es la de avanzar con la estrategia del "dólar 6,7,8". Es decir: $6 para el oficial, $7 para el Cedin y $8 para el blue. Sea que logre o no esa meta, lo cierto es que se da como un hecho que estos certificados cotizarán por debajo del billete informal. 
    Es por eso que se estima que, si este punto no se resuelve, habrá pocas operaciones de blanqueo para nuevas construcciones.

    Un consultor, también en off the record, expuso ante este medio una mirada similar: "Para las nuevas edificaciones la ventaja será muy limitada. Lo que propone el Gobierno es la creación de un mercado secundario para la compraventa de Cedines, algo que resulta bastante lejano para la mayoría de los particulares".