Patrones de Consumo e Inversión

Por "efecto cepo", los argentinos cambian sus patrones de consumo e inversión

 
Se privilegia el gasto en bienes durables y el turismo en el extranjero. Así, se desacelera el mercado minorista y crecen las compras de autos 0 km
Por
    Última actualización:
    10/06/2013 9:06:45 am

    La elevada brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo modificó el comportamiento de individuos y firmas, "alterando sus decisiones de ahorro, consumo e inversión".
    Así lo afirma un reciente informe de la consultora Ecolatina, que indicó que en el sector privado, las familias pasaron a privilegiar la inversión en ciertos bienes durables y el gasto en turismo en el extranjero, atados al dólar oficial.
    Esto generó una disparidad en las trayectorias de las variables de consumo: mientras que lasventas de autos 0 km muestran un fuerte crecimiento, el consumo minorista se desacelera.
    En el caso del turismo emisivo, el cepo cambiario y la brecha profundizan el déficit, con elaumento de argentinos viajando al exterior para acceder a bienes al tipo de cambio oficial y para retirar depósitos en moneda extranjera, indicó Ecolatina.
    En cambio, se ve disminuida la cantidad de extranjeros que ingresan al país, que cambian sus divisas en el mercado paralelo, disminuyendo aún más los ingresos del sector.
    Además, con la imposición del cepo, se acentuó el retiro de las cuentas de depósito en moneda extranjera, presionando a la baja las reservas vía caída de los encajes, aseguró el reporte de Ecolatina. La brecha también generó que las firmas busquen mecanismos para captar dichospread, con el fin de obtener rentabilidad por fuera del propio objeto social para el cual fueron constituidas.
    Por un lado, Ecolatina advirtió que aumenta el riesgo de de subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones, así como la postergación en las ventas al exterior (acopio) a la espera de un tipo de cambio oficial más favorable al momento de liquidar las divisas.
    Por el otro, las firmas incrementan su endeudamiento en pesos (a la vez que cancelan deuda en dólares), a la espera de licuar vía inflación el crédito obtenido.
    Además, la brecha cambiaria desincentiva tanto el ingreso de divisas de empresas radicadas en el extranjero como el influjo de Inversión Extranjera Directa (por menores aportes), postergando decisiones de inversión o incluso cancelándolas.
    Esto explica en buena medida el actual deterioro de las condiciones económicas, que se ve reflejado en la caída de la confianza de los consumidores y en el ajuste a la baja de las proyecciones de actividad y reservas, señaló el estudio.
    Así, la efectividad inicial del cepo cambiario para frenar la fuga de divisas ya se ve totalmente mermada, requiriendo de una política económica que contemple este nuevo escenario más allá de las medidas de corto plazo.