Ciudad Olímpica

Proyecto nacional

Ciudad olímpica para Villa Soldati

POR MIGUEL JURADO - mjurado@clarin.com

Cómo serán las residencias para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018. Detalles del plan urbano y de los concursos que se acaban de lanzar.

Buenos Aires se prepara para recibir a los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018. Hace 10 días, se dio el primer paso después de la nominación que alcanzó la capital en julio pasado. El Gobierno de la Ciudad y la Sociedad Central de Arquitectos lanzaron los concursos de anteproyectos para la Villa Olímpica, que se construirá en Villa Soldati.

Dentro de cuatro años, los atletas de la competencia internacional y las delegaciones de los diferentes comités olímpicos nacionales intervinientes, ocuparán los 1.500 departamentos que se planean construir en uno de los barrios más postergados del Sur. Una vez terminados los Juegos, las unidades se convertirán en viviendas de uno y dos ambientes y serán adjudicadas a los vecinos de la Ciudad con mecanismos todavía en estudio.

El lugar elegido para la urbanización encierra uno de los mayores desafíos urbanos de los últimos tiempos. Se trata de una zona postergada del Sur porteño, en la que alternan grandes conjuntos de vivienda de más de 50 años con villas de emergencia, parques y equipamiento deportivo. El espacio público de la zona (calles, plazas y avenidas) presenta una escala gigantesca, al punto de que el área no parece ser parte de la Buenos Aires que conocemos. El terreno para la Villa Olímpica está ubicado al Sudeste de la súper manzana que hoy ocupa el Parque de la Ciudad. Un amplio sector sobre avenida Escalada donde, en este momento, funcionan los talleres y los depósitos del Parque.

A 300 metros de la futura urbanización se encuentra el cruce de Avenida De la Cruz y Escalada, marcado por una enorme rotonda parquizada de casi 70 metros de diámetro. Frente a ella, el supermercado Jumbo más grande de la capital. Y a un poco más de mil metros, la Villa 20 y los terrenos ocupados y en conflicto desde hace más de un mes.

La apuesta de las autoridades es la de producir un shock urbano y de inversiones dando el puntapié inicial con la ciudadela olímpica. Esperan que sea una acción que recualifique la zona.

El primer proyecto de Villa Olímpica estaba ubicado sobre el Riachuelo, al Norte del Parque Roca. Pero en el Ministerio de Desarrollo Urbano que dirige Daniel Chaín pensaron que le podían sacar más jugo a la iniciativa, utilizándola para mejorar otras zonas de Villa Soldati.

El concurso de las futuras viviendas incluye 134 locales comerciales y otros destinados a servicios. Además, en los alrededores de la Villa Olímpica funcionarán importantes instalaciones deportivas para la competencia, como un natatorio cubierto nuevo, un estadio, también cubierto, para gimnasia deportiva y esgrima, y el estadio de tenis que hasta ahora se usa para la Copa Davis en el Parque Roca.

El concurso, en realidad una batería de cinco concursos escalonados, buscará propuestas para completar el master plan desarrollado en las oficinas técnicas del Gobierno de la Ciudad. El área está regulada por un código morfológico que limita alturas y establece volumetrías. El terreno se dividió en 7 manzanas de 90 x 90 (aprox.) con amplias ochavas y torretas en las esquinas. La construcción estará dividida por bulevares arbolados. A su vez, cada manzana fue parcelada en terrenos más chicos cuyo diseño es el objeto de los concursos. La compulsa se repartió en cinco capítulos para eludir imágenes monótonas. Es más, cada concurso incluye lotes de diferentes manzanas y varios espacios quedarán libres en la primera instancia, a la espera de ser vendidos al sector privado después de los Juegos.

La planificación de la Villa Olímpica y del equipamiento para los Juegos estuvo muy marcada por las condiciones del Comité Olímpico Internacional que, desde hace años, promueve inversiones e infraestructura moderadas para que al final de la competencia, tengan una escala acorde a las necesidades de la ciudad.

Por esa razón, la futura Villa Olímpica se convertirá en viviendas después del evento. El Instituto de la Vivienda porteño estudiará un plan de otorgamiento de esos departamentos que tendrán entre 40 y 60 metros cuadrados cada uno. Según el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, las viviendas podrían entregarse seis meses después de los Juegos. En el mismo sentido, la pista de atletismo tendrá tribunas desmontables para evitar construir una estructura que casi no tendría uso después. Y uno de los escenarios deportivos cercanos a la Villa será usado como predio ferial ni bien termine el encuentro.

Una estrategia para revitalizar el sur de la ciudad

El 5 de diciembre del año pasado, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó una Ley que propone la promoción de “actividades de producción e industria deportiva” para los barrios de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo (Comuna 8). Para eso, el Gobierno de la Ciudad creó el Distrito del Deporte entre las avenidas General Paz, 27 de Febrero, Coronel Esteban Bonorino, General F. Fernández De La Cruz, Perito Moreno, y la Autopista Dellepiane. Dentro de este polígono estará la Villa Olímpica. Una iniciativa que se suma a las estrategias de desarrollo del Sur, como la extensión de la línea “H”, la nueva sede del Banco Ciudad, la Usina del Arte, el Distrito Tecnológico, la puesta en valor de la Avenida Patricios y el Camino de Sirga. Ahora prometen la urbanización de villas.

Un intento por recuperar y valorar el amateurismo

Los Juegos Olímpicos de la Juventud fueron creados para recuperar el espíritu amateur que tuvo inicialmente la competencia mayor. En ellos pueden participan deportistas de entre 14 y 18 años y, como en la edición tradicional, se realizan cada dos años, alternadamente, en verano e invierno. En 2010 se realizaron en Singapur, en el Sudeste asiático. En 2012 se disputaron como juegos de invierno en Innsbruck, Austria. Este año, se harán en la ciudad china de Nanjing. La próxima edición invernal, en 2016, le tocará el turno a la ciudad noruega de Lillehammer.

Para los Juegos de Buenos Aires, las autoridades de la Comisión Olímpica Internacional visitarán la ciudad cada tres meses y seguir el avance de las obras y de la organización de cerca.

Esta modalidad de juegos de la juventud exige que los participantes compartan la Villa Olímpica a lo largo de toda la competencia, como una forma de promover la confraternidad y el espíritu de fair play. Se prevé terminar las obras a fines de 2017, para llegar con tiempo a la fecha de los Juegos, entre el 11 y el 23 de septiembre de 2018.

Entre lo nuevo figura el natatorio olímpico que tal vez se elija mediante un concurso internacional y viene a llenar un vacío de equipamiento que tiene la Ciudad desde hace tiempo.