Precios en pesos

EDICIÓN IMPRESA 

Los precios de los departamentos en pesos crecieron más del 50% el último año

Las transacciones que involucran menor cantidad de moneda nacional tienen cada vez menos representatividad en el negocio. En dólares los precios cayeron 4%
por MATÍAS BONELLI - www.cronista.com

Los efectos de la devaluación sobre el mercado inmobiliario son cada vez más marcados.
Si bien el comportamiento de la cotización del dólar frente al peso no fue explosivo durante las últimas semanas, lo cierto es que el avance de los precios de los inmuebles, medidos en moneda nacional, ya muestran un crecimiento que le saca varios cuerpos a la inflación.
De acuerdo con el último informe presentado por el Colegio de Escribano de Buenos Aires, entre el tercer mes de marzo de este año, e igual lapso del año pasado, los precios en pesos subieron nada menos que un 50,3% (y alcanzaron los u$s 90.961 según el tipo de cambio oficial), muy por encima del 30% de inflación que se marcó durante ese período.
El Colegio de Escribanos, incluso, destacó también en este sentido que si se toman las mediciones del primer trimestre de 2013 y 2014 también se ven incrementos en cuanto al monto involucrado en las ventas.
Pese a que en los primeros tres meses de este año la cantidad de operaciones se redujo un 3,72%, la movilización de dinero involucrado en las transacciones creció un 54%, lo que evidencia el encarecimiento de las propiedades, medidas en moneda nacional.
 
“La cotización del dólar siempre es una variable de mucho peso para los compradores ya que el sueldo se percibe en pesos. El crecimiento que mostró la moneda estadounidense durante el último año llevó a que para muchos la idea de adquirir una propiedad se hiciera cada vez más compleja”, dijo a El Cronista Jorge Toselli, a cargo de JT Inmobiliaria.
Los movimientos ascendentes de los precios en pesos también quedan evidenciados si se observa la composición de las transacciones, medidas por monto. Las dos categorías de más bajo valor (las que van hasta los $ 150.000 y de los $ 150.000 hasta los $ 250.000), se achicaron en el último año.
En marzo de 2013 las primeras acaparaban el 17% de las operaciones, y cayeron hasta el 12,33% en marzo pasado. En tanto, las segundas movían el 20,15% del mercado, y ahora apenas el 11,52 por ciento.
Del otro lado, las que implican un mayor desembolso de pesos aumentaron.
Así, las operaciones de más de de $ 900.000, por ejemplo, se dispararon del 9,63% de marzo del año pasado, al 18,86% de igual mes de este año.
“En el último año los segmentos más contractivos en cantidad de actos escriturales fueron los inferiores a los $ 900.000: 40,9% hasta $150.000; 53,5% hasta los $250.000 y 32,9% en la posterior, hasta 500.000 pesos. Mientras que las franjas superiores, por el contrario, subieron 44,8% en la que se extendió hasta $900.000 y 59,3% en la de más de 900.000 pesos”, sostuvo el Colegio de Escribanos.
En cuanto al volumen escriturado, en marzo último se volvió a registrar una baja interanual. La entidad sostuvo que la actividad cayó 18,6% durante ese mes, y determinó una baja del 3,73% durante el primer trimestre de 2014.
Contra febrero, la cantidad total de las escrituras aumentó 11,3% respecto de febrero, en tanto que el monto total de las transacciones realizadas se redujo 7,7%, hasta los 1.604,8 millones de pesos.