Trapitos y Garajes

EDICIÓN IMPRESA 

La falta de espacio, la inseguridad y los ‘trapitos’ empuja el negocio de los garajes

Aunque tienen menos rentabilidad que un plazo fijo, son un resguardo contra la inflación en una ciudad en donde desaparece el “costo cero” para estacionar
por EL CRONISTA Buenos Aires
Los dueños de las cocheras de la ciudad de Buenos Aires se preparan para vivir su momento de gloria.
El incremento de la cantidad de autos y el alza en el valor de la tierra en la ciudad no hicieron más que acentuar la escasez de espacios para estacionar. Y, aunque este año se espera una desaceleración de la cantidad de 0 km que se sumarán a las calles porteñas, es una tendencia en crecimiento.
A esto se le suma que en poco tiempo el Gobierno porteño colocará parquímetros en el 40% de las calles de la ciudad con lo que, sumado a los espacios que se quitaron con la bicisenda, los “trapitos” y el alza en los robos, ya casi no quedarán espacios donde estacionar tenga costo cero.
En este escenario, Alberto Súcari, de Ecocheras, la inmobiliaria especializa en cocheras y estacionamientos privados, asegura que es un buen momento para invertir en espacios para guardar los autos.
Según un trabajo de la inmobiliaria, y de acuerdo con cálculos del Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Buenos Aires, si se quisieran estacionar todos los autos que circulan por la Capital Federal –situación más que hipotética ya que significaría que nadie circularía en ese instante– “habría que construir casi un millón de cocheras más”. Eso no significa que no exista un desfasaje entre la oferta y la demanda de espacios, lo que no hace más que empujar al alza los precios.
Durante el 2013 ya se habían registrado aumentos de entre 40% y 50% dependiendo del barrio y el nivel de demanda. Este año, la tendencia sigue firme, más si se tiene en cuenta que el sindicato está pidiendo aumentos que superan el 35 por ciento.
La dificultad es saber si es o no negocio participar de este tipo de emprendimientos. “Una cochera en Congreso cotiza $ 180.000 y hoy obtiene un alquiler mensual de $ 800 a $ 900 más unas expensas de $ 150, lo que significa una rentabilidad de 5%”, explica Súcari.
Esto chocaría de frente con que un plazo fijo está pagando, en promedio, 18% generando una mayor rentabilidad. Sin embargo, para el titular de Ecocheras la diferencia radica en que la cochera “tiene determinadas cualidades, primero que acompaña la inflación, segundo que genera una renta verdadera, es un bien tangible no es un bono como lo del PBI y tercero que la demanda va a seguir creciendo”.
Además, insistió con la escasez de espacios gratuitos. “En algunas zonas, en donde se pondrán los parquímetros, el costo de estacionar arrancará en $ 6 la primer hora, y va a seguir aumentando”.
La inseguridad no está ajena al negocio. Las cocheras no sólo protegen a los automóviles del “temido” granizo, sino del incremento de los robos parciales y totales.
Según el último dato de la Superintendencia de Seguros, se roban un total de 136 vehículos, entre motos y automóviles, por día. De esa cifra, el 80% de los hechos sucede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Conurbano.
“La inseguridad hizo que la crezca la demanda. Durante 2013 creció el patentamiento de 0 km y este año, aunque será menor que durante el año pasado, seguirá siendo alto, y los automóviles nuevos reclaman, exigen, y pagan por tener una cochera”, explica el especialista en el sector.