Alquileres

Los alquileres subieron 25% en un año y ya hay ajustes semestrales

Economía porteñaComo el aumento no cubre la inflación, muchos propietarios plantean más actualizaciones. El valor promedio de un departamento de 50 m2 está en $ 3.955.
  • Pablo Novillo
Los inquilinos siguen sufriendo fuertes aumentos. Según un informe oficial, los alquileres en la Ciudad aumentaron un 25% en el último año. Además, y por efecto de la inflación, algunos contratos ya se renegocian con cláusulas que establecen subas semestrales, cuando antes las actualizaciones se hacían una sola vez por año.
Los datos surgen de un informe realizado por la Dirección de Estadísticas del Gobierno porteño. Entre mayo del año pasado y mayo último, el alquiler promedio de departamentos de dos y tres ambientes de 50 metros cuadrados pasaron de $ 3.204 a $ 3.955. La suba del 25%, de todas formas, fue menos que el 39,5% que se registró de inflación.
Justamente la escalada de la inflación, sobre todo en los primeros meses de este año, provocó que apareciera una nueva forma de negociación. José Rozados, de la consultora Reporte Inmobiliario, explicó: “Los departamentos que aparecen en los avisos tienen alquileres que rondan el 25% de aumento respecto del año pasado. Pero en las renovaciones de los contratos ya existentes se están empezando a plantear actualizaciones semestrales. Antes, en un contrato a dos años se acordaba un monto para el primer año y un 20% a 30% de suba para el segundo, ahora en muchos casos se están pactando un 12% a 15% de incremento semestral ”.
En la Unión Argentina de Inquilinos consideran que esta tendencia todavía es incipiente. “Hubo casos hace dos o tres meses, pero ahora se está volviendo a los aumentos anuales. Esa cifra, de 12% semestral, no guardaba relación con ninguna estimación de inflación”, aseguró Ricardo Botana, presidente de la institución.
Las actualizaciones son en sí mismas una situación particular. En realidad, la indexación de alquileres está prohibida por la ley de Emergencia Económica vigente desde 2002. Pero a medida que la inflación fue instalándose en el panorama económico, prácticamente todos los contratos empezaron a incluir una suba escalonada del total a pagar. La Justicia acaba de plantear una novedad importante: a fines de junio, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil ratificó un fallo de primera instancia en el cual la dueña de una propiedad reclamó que le permitiera actualizar lo que cobraba de alquiler. Si bien la decisión judicial fue respecto de un local comercial y no de una vivienda, y aunque la Cámara estableció que el parámetro debe ser la inflación oficial del Indec, lo cierto es que se planteó un antecedente a favor de la indexación.
Según analizaron en el informe del Gobierno porteño, los alquileres no subieron aún más por dos factores. Primero, la fuerte caída en la compraventa de inmuebles hizo que muchos dueños de departamentos, en lugar de venderlos por precios que consideran bajos, los hayan volcado al mercado de alquileres, con lo cual aumentaron la oferta de unidades disponibles. Esto vino a compensar el hecho de que cada vez menos gente puede comprar su vivienda, por el encarecimiento de los créditos hipotecarios.
El otro tema es la capacidad de pago de los inquilinos. El salario real, según la Ciudad, tuvo el año pasado una suba del 33% promedio, 6,5% menos que la inflación, por lo tanto la gente perdió poder adquisitivo y entonces los dueños no pueden pedirle alquileres mucho mayores. Según Rozados, los inquilinos pueden destinarle al alquiler no más del 25% a 30% de sus ingresos, porque también tienen que afrontar otros aumentos, como expensas e impuestos (ver El aumento...).
El nivel del la suba de alquileres fue, entonces, similar al que se venía dando en años anteriores. “Los dueños de los departamentos intentan compensar el potencial de inflación que tendrán en el año, por eso hay un 20% a 30% anual de aumento, o ahora actualizaciones semestrales dentro de esas cifras. Pero es cierto que los ingresos de los inquilinos marcan un límite real a cualquier intento de suba mayor. Por suerte hay suficiente cantidad de propiedades en oferta, especialmente las que se construyeron en los últimos años. En general, un 40% de las unidades de los edificios se destinan a alquiler”, comentó Diego Migliorisi, de la inmobiliaria Migliorisi.