Bicicletas en Garajes

Por ley, limitan la tarifa para dejar bicicletas en garajes

MovilidadSe aprobó ayer en la Legislatura y busca incentivar el uso de las dos ruedas. Quienes estacionen por hora pagarán hasta el 10% de lo que se les cobra a los autos. Y la estadía no debe superar los $ 6.
En los estacionamientos tienen la obligación de aceptar bicicletas y no le pueden cobrar al ciclista más del 10% de la tarifa fijada por hora para autos. Además, el precio de la estadía para una bicicleta no puede superar el de dos boletos mínimos de colectivo. Así lo estableció ayer la Legislatura porteña, que con una ley convalidó un decreto de 2010.
La iniciativa, impulsada por el diputado Iván Petrella (PRO) y aprobada con 47 votos a favor, busca promover el uso de la bicicleta como medio de transporte y que el ciclista no pague precios abusivos para estacionarla. Por eso modifica la ley 4827, que regula la exhibición y publicidad de precios en la Ciudad, incorporando dos tarifas para bicis en los estacionamientos: una por hora y otra por estadía.
La tarifa por hora no podrá superar el 10% de la fijada para autos para la misma modalidad de permanencia, que hoy oscila entre $ 20 y $ 36. Esto ya era obligatorio por un decreto del Ejecutivo de hace cuatro años. La novedad es que ahora también se fijó una tarifa por estadía diaria, equivalente a dos boletos de colectivo con subsidio. Es decir a $ 6, porque cada boleto abonado con tarjeta SUBE sale $ 3. La ley, además, determina que si la tarifa por hora para las bicis supera la de dos boletos de colectivo, se aplicará la de menor valor.
En los fundamentos de la norma se explica que la idea es que la estadía para una bici cueste igual o menos que el viaje ida y vuelta en colectivo, “para que el ciudadano, a la hora de evaluar sus opciones, elija utilizar este medio de locomoción por sobre el transporte público a través del incentivo económico”.
El proyecto cita un informe realizado por la Facultad de Arquitectura de la UBA y el Gobierno porteño, según el cual el 90% de los ciclistas usan su propia bicicleta. Y recuerda que, según las estadísticas oficiales, en cinco años el uso de la bici como medio de transporte saltó del 0,4% de los viajes al 12 %. Este aumento fue acompañado por una red de ciclovías que ya alcanza los 130 km, y que para fin de año llegará a los 145 km.
“Hay que fomentar la bicicleta como medio de transporte porque es más saludable y ecológico –afirma el legislador Iván Petrella, autor del proyecto–. Además, hay un elemento de equidad social. Es importante que una persona que sólo puede comprarse una bici pueda circular y estacionar con la misma facilidad que tienen las personas que pueden comprar un auto.” La nueva ley también obliga a los garajes a exhibir la leyenda “Se permite el ingreso de motocicletas y bicicletas”, así como las tarifas correspondientes. De esta manera se eliminan las excusas que usaban en algunos para no recibir bicis.
“Todavía siguen con chicanas, pero cada vez hay más garajes que las aceptan. –cuenta Néstor Sebastián, de la Asociación de Ciclistas Urbanos–. En algunos te siguen diciendo que no tienen más lugar o que no podés dejar la bicicleta si no tiene espejito o si no usás casco. Pero como cada vez más gente reclama el servicio, no les es tan fácil andar diciendo que no a cada rato y se deben estar dando cuenta de que es bueno recibirlas”.
Clarín recorrió una docena de garajes céntricos y en todos cumplían con el decreto ya existente. “Hace un año que se pueden estacionar las bicis acá –contó el encargado de una playa en Corrientes al 1100–. Les cobramos el 10% de lo que paga un auto. Eso sí, les recomendamos a los ciclistas que las dejen con cadena y candado”.
La mayoría de los ciclistas recurren a las playas de estacionamiento. “Depende de donde esté. Por ejemplo, cuando voy a la psicóloga la dejo en un garaje, pero en la facultad uso el estacionamiento gratuito de bicis”, contó Lucía Fronza (21). “Uso la bici para ir y volver del trabajo, porque es mucho más rápido y económico –opinó Mariela Fernández (24)–. También el estacionamiento es barato”. “Antes dejaba la bici en la calle pero, con cadena y todo, ya me robaron dos –relató Diego Cárdenas (30)–. Opté por pagar estacionamiento porque no queda otra”.