Blanqueo y los Bancos

Blanqueo: bancos son los máximos responsables de denunciar operaciones sospechosas


Los interesados en traer los dólares no declarados del exterior o dentro del país deberán informar sus números de cuentas y, en consecuencia, girar el total de los fondos existentes en ellas                                     
Por
    Última actualización:
    31/05/2013 7:05:57 am

    Desde el Ministerio de Economía, el Banco Central (BCRA) y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) trabajan para que en no más de 20 días, el régimen de exteriorización de divisas, más conocido como blanqueo, esté reglamentado y comience a regir.
    La idea es que todas las normas necesarias hayan sido publicadas en el Boletín Oficial y en condiciones de ser aplicadas por los bancos, el público y empresas interesados. Los interesados en traer los dólares no declarados del exterior o dentro del país deberán informar sus números de cuentas y, en consecuencia, girar el total de los fondos existentes en ellas.
    Además, los bancos privados y públicos tendrán la obligación de enviar a la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) los datos de las operaciones que puedan resultar sospechosas.
    Esto derivará en dos situaciones posibles: o las entidades financieras enviarán los datos de casi la totalidad de los movimientos de blanqueo para evitar posibles embestidas futuras por no haber reportado operaciones sospechosas, o únicamente aceptarán ingresos de dólares de sus clientes sobre los que puedan responder por su pasado financiero.
    Si esto último ocurre, sólo el Banco Nación comenzará a convertirse en la entidad favorita para las operaciones de blanqueo de capital que ayer fueron autorizadas a partir de la ley que aprobó el Congreso. Desde el Ministerio de Economía, el Banco Central y la AFIP ya están todas las reglamentaciones y resoluciones necesarias para que el sistema esté operativo lo antes posible. 
    La primera intención oficial es que al menos nominalmente ya en los primeros días de junio las reservas de la entidad que dirige Mercedes Marcó del Pont estén en crecimiento. El segundo motivo para apurar la puesta en marcha de la exteriorización de capitales es que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quiere comenzar a trabajar sobre la creación del mercado secundario de bonos con el que busca atraer pesos que hagan caer la cotización del dólar "blue", señala Ámbito Financiero. 
    Esto sucedería, tal como el funcionario les "explicó a los responsables Puente y Piano, cuando el Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico (BAADE), del Pagaré de Ahorro para el Desarrollo Económico, y el Certificado de Depósito para Inversión (CEDIN) estén en funciones operativas y en condiciones de ser comercializados en un mercado que Moreno espera sea muy atractivo para los pesos que ahora se van al "blue". 
    El secretario les había prometido hace 15 días que si el dólar ilegal se mantenía dentro de parámetros normales (por debajo de los 10 pesos, por ejemplo), ambas entidades más alguna otra invitada tendrán el monopolio virtual de este mercado secundario creado para contener al "blue". 
    Es una de las apuestas indirectas del régimen de blanqueo. Por otro lado, los bancos no podrán cobrar comisiones por la operación de compra de los nuevos bonos. Además se le exigirá al sistema financiero que sea el responsable en el caso de que lo blanqueado provenga de fuentes no habituales; y que si esto ocurre, informe inmediatamente a la UIF la operación.
    Es la forma que encontró el Gobierno para combatir que los demandantes primarios del sistema sean los responsables de movilizaciones de dinero provenientes del narcotráfico, el lavado de dinero, el tráfico de armas, entre otros. Se sabe que los bancos extranjeros, en general, serán reacios a participar, fundamentalmente en el caso de movimientos provenientes del exterior que no sean específicamente explicados por sus clientes. 
    En el caso de las entidades de capital local, en general no operan con cuentas del mismo banco en el exterior, y si lo hacen es con clientes cercanos sobre los cuales podrán responder o no. 
    Lo que se provocará con la obligatoriedad de denunciar los movimientos sospechosos ante la UIFes que sólo a los clientes sobre los cuales los bancos puedan dar explicaciones puntuales se les aceptará un ingreso de dólares provenientes del blanqueo. El resto serán derivados seguramente al Banco Nación. 
    Además, se obligará a los interesados en ingresar en el blanqueo, y que tengan dólares en el exterior, a que exterioricen el número de cuenta y el banco desde donde parte el dinero. 
    Ésta será una condición indispensable para que se acepte el dinero, más allá de que no se consulte sobre cómo se consiguieron esos fondos y mucho menos se obligue a pagar impuestos por esos dólares. Lo que busca la AFIP con este requerimiento es que el interesado presente número, banco y ciudad de referencia de las cuentas, para luego bucear y saber si el contribuyente blanqueador declaró todo el dinero que había en ese lugar.
    Como tiene que estar en esa cuenta antes del 30 de abril (fecha tope del blanqueo), el interesado no podrá haberlo transferido para la ocasión ya que el anuncio del proyecto de perdón impositivo fue en mayo.
    En otras palabras, el que quiera blanquear dinero tendrá que hacerlo con la totalidad de los fondos existentes al 30 de abril en esa cuenta. Pero además, si la AFIP descubre luego que en esa cuenta hubo movimientos muy superiores a los que se declararon en este llamado, también podría ingresar una investigación penal tributaria para que la persona o sociedad tenga que declarar qué hizo con ese dinero. 
    La AFIP quiere también tener una especie de listado de la procedencia del dinero, para luego enfocar la investigación de lavado a los paraísos fiscales desde donde más dólares ingresen con el blanqueo. La sospecha de la entidad que conduce Ricardo Echegaray es que la mayor cantidad de fondos vendrán desde Miami y Panamá. 
    Otra novedad son los pagarés que se deriven del CEDIN. La decisión de Mercedes Marcó del Pont es que los bancos donde se reciban los títulos para luego entregar los dólares no podrán cobrar comisiones. La única entidad confirmada para la operación es el Banco Nación.
    De hecho, ya dio el visto bueno el titular de la entidad, Juan Carlos Fábrega, que además aseguró que aplicarán una nueva normativa interna para tener contactos directos con el Central para acelerar la política cambiaria cuando el vendedor de una vivienda llegue al banco con un CEDIN. La intención del Gobierno es que muchos de los que ahora van al "blue" terminen en este nuevo mercado secundario y se le reste demanda a aquél.