Cotización CEDIN

Prevén un descuento del 10% en los Cedin y del 25% en los BAADE

28-06-13 00:00 Los certificados para la compra de inmuebles que no han sido aplicados valdrán entre 90 y 93 dólares por lámina, sobre todo si exceden la cantidad de operaciones inmobiliarias. En tanto, el Baade cotizará entre 75 y 80 dólares porque paga los billetes en 2016 y una renta del 4% anual


VERONICA DALTO Buenos Aires - www.cronista.com

Varias son las incógnitas todavía sobre cómo va a operar el mercado de los bonos del blanqueo de dólares que empieza la semana que viene: cuántas divisas se declararán y cuán profundo será el mercado secundario. Pero entre los analistas ya existe consenso en que los Cedin que no hayan sido aplicados a operaciones inmobiliarias sufrirán un 10% de descuento sobre su valor nominal y uno mínimo si ya están autorizados para canjearse por billetes. En tanto, los Baade se asimilarán al resto de los bonos soberanos, por lo que de entrada sufrirán un recorte de un 25% del valor blanqueado. En todos los casos, el tipo de cambio a aplicar será el contado con liquidación.

Según indicó el economista Miguel Kiguel, el Cedin (Certificados de Depósito para Inversión) no aplicado cotizaría en u$s 90 para la venta y u$s 93 para la venta por cada lámina de u$s 100. En tanto, el Baade (Bono Argentino de Ahorro para el Desarrollo Económico), entre 75 y 80 dólares.

En la City, varios coinciden con ese pronóstico. “El Cedin con el sello de Aplicado debería cotizar cerca de la par porque el Banco Central va a hacer simple el pase a dólares. Sólo tendrá un pequeño descuento por la dificultad de cambiarlo”, explican.

En cuanto al no aplicado, el descuento dependerá de la dificultad de aplicarlos: “Tendrá que ver con la cantidad de Cedin por cada transacción inmobiliaria. Si entra una enorme cantidad de Cedin, el constructor tomará el más barato”.

“Es el escenario extremo en el cual el blanqueo es exitoso y la construcción tarda en levantarse. Va a costar colocarlo, pero a lo largo de un año es probable que encuentres un candidato para el Cedin, y en el peor escenario se descuenta 10% anual, que es el que tienen los bonos en dólares a un año”, agregan.

En cambio, si hay muchas más transacciones inmobiliarias que Cedin, va a ser fácil de colocar y el descuento será bajo.

En base a las transacciones que se pactan en Capital Federal, un banco de inversión calculó que la ciudad mueve unos u$s 2.000 millones, que se convierten en u$s 8.000 millones a nivel nacional.

Como además el Cedin se puede aplicar a cualquier etapa de la construcción, se llega al PBI del sector, unos u$s 18.000 millones. Un número que aún puede ser mayor si el Cedin impulsa la actividad. Si por el blanqueo ingresan los u$s 4.000 millones que estimó el gobierno, se agranda la base de demandantes de Cedin y el descuento se empieza reducir.

Aunque es muy probable que la cantidad de Cedin esté calzada con la cantidad de operaciones inmobiliarias en la medida que las personas ingresen al blanqueo habiendo pactado previamente una compra. En ese caso, se respetará el valor nominal del certificado. “No debería haber grandes descuentos al principio”, dijo Diego Chameides, de Quantum Finanzas.

A su vez, ya se prevé un arbitraje entre el Cedin aplicado y el no aplicado. Si un constructor recibe el aplicado y quiere comprar materiales, no le conviene cambiarlos por dólares que luego pasará a pesos al tipo de cambio oficial. Puede venderlo y comprar uno o varios Cedin no aplicados ganando la diferencia de cotización entre uno y el otro.

Luego, persiste el desafío del volumen de negocios que genere el mercado secundario. Las dudas que persisten es, por ejemplo, si las cadenas de electrodomésticos aplicarán un descuento sobre el Cedin, que implícitamente podría ser la cotización del no aplicado. A qué tipo de cambio. Lo mismo en las agencias de cambio.

“Para que efectivamente funcione, se necesita una buena entrada de capitales”, aclaran todos desde el vamos.

Se espera que la negociación de los Cedin en el mercado de capitales dé transparencia a su cotización para ser usado como referencia.

Y que para pasar el valor en dólares del Cedin a pesos se usará el tipo de cambio paralelo. “En el mercado secundario, sin aplicar, tendrá cotización en pesos cercana al contado con liquidación o paralelo y entrará el juego de la oferta y la demanda”, dijo Chameides. También, se podrá cotejar con el dólar implícito del Bonar VII a septiembre. Así quien no ingresó al blanqueo pero requiere billetes para comprar un inmueble, puede ir con pesos a la Bolsa y hacerse de los certificados al dólar parelelo. Al revés, estos certificados no pueden pagar dólar cable, porque no está previsto que paguen billetes en el exterior.

Los bonos de YPF

Se considera a los Baade con un riesgo similar al resto de los bonos argentinos. Pagan un cupón del 4% anual, pero no ofrecen la posibilidad de liquidarse contra dólares.

En la City ubican su cotización entre el Boden 15 y el Bonar X, es decir, en u$s 74 cada cien. Los analistas consultados coinciden en que oscilará entre 75 y 80 dólares.

Lo que no queda claro entre los operadores es quién preferirá blanquear dólares contra este bono en vez del Cedin si inicialmente se comerá un descuento del 25%. Sólo podría ser compensado con ganancias de capital por su tenencia si hasta su vencimiento, en 2016, los títulos argentinos suben de precio.