Crecimiento poco Perceptible

La clave, las exportaciones

Habrá un mayor crecimiento económico, pero será poco perceptible

Por: Ezequiel Orlando - www.ambito.com, 19/07/2013

Tras los datos del primer semestre queda en claro que el crecimiento económico de este año será mejor que el del previo. La mayoría de los economistas consultados por ámbito.comcoinciden con ello y mantienen proyecciones de expansión que se ubican entre el 2% y 3%. Sin embargo, algunas cifras son más optimistas y alcanzan el 4%, aunque también hay quien espera un magro 1,5% que quedaría por debajo del 1,9% de 2012.

Esto contrasta con el avance que muestra el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), que publica el Indec. Este indicador, que adelanta la evolución del PBI, trepó 7,8% interanualmente en mayo.

El ministerio de Agricultura informó hoy que la cosecha de soja alcanzará los 49,4 millones de toneladas, por encima de los 40 millones de la campaña anterior. El sector clave para generar superávit comercial está favorecido por precios internacionales cercanos a los u$s 540 la tonelada gracias a una demanda sostenida pese a un deterioro en el de China.

Este sector es fundamental, de acuerdo a Diego Giacomini. El economista jefe de Economía & Regiones vaticinó una expansión en la economía del 2% sostenida por mayores exportaciones agrarias. Para el analista, la variable clave es la comercialización de granos, dado que una caída en los salarios reales debilita al consumo interno. Además, sostuvo que la brecha de dólar blue "demora decisiones de consumo e inversión, porque impacta en la expectativa de devaluación".

Por ser este un año electoral, Giacomini prevé que el gasto público ascienda marginalmente más que el del año previo, "pero por su peso respecto al PBI no podrá dinamizar el crecimiento".

Ricardo Delgado, de Analytica, es más entusiasta en cuanto al PBI, ya que recortó la expectativa del avance al 3,5% debido a tres razones: un salario real que subió a la par de la inflación; una menor cosecha de soja que la proyectada a inicios de año; y una recuperación más lenta de Brasil.

Es que a pesar del congelamiento, los ingresos de los trabajadores no han avanzado. En promedio los sueldos mejoraron 24%, mientras que la estimación de inflación con la que trabaja la consultora ronda el 23%.

Sin importar el número, "al crecimiento no lo van a sentir todos los sectores, sino sólo el agropecuario y el automotriz" apuntó, crítico, Fausto Spotorno. El analista de la consultora Orlando Ferreres y Asociados ubicó a la proyección de expansión cercana al 3,2%, aunque aclaró en que va a ser un crecimiento heterogéneo. En cambio, no confía en que crezca el empleo formal.

Además, criticó que "no va a haber mucho crecimiento de la inversión porque está distorsionada; se invierte en donde no es necesario y, al revés, en el rubro energético no se desembolsa dinero prácticamente. Los gastos de empresas privadas se destinan a reemplazar equipos obsoletos, pero proyectos importantes no hay".

En cuanto al consumo, no confía en un fogoneo de la mano del congelamiento de precios, debido a que es bajo el stock de aquellos productos. "El problema es que no se pueden subir mucho los salarios reales porque caen si no el empleo y la actividad económica", apuntó.

"Este será un mejor año que el previo, pero de comportamiento mediocre, ya que la suba rondará el2% ó 3%", sostuvo Eduardo Lucita, miembro de los Economistas de Izquierda. "El tema es que la creación de empleo por ahora está parada", apuntó el especialista. Sin embargo, destacó que hay una leve desaceleración de la inflación frente a las estimaciones iniciales del 28%.

En tanto, para Ecolatina la expansión en 2013 será del 2,5%. Lorenzo Sigaut Gravina explicó que una reducción en la expansión prevista de Brasil al 2,7% es negativa por el grueso de los negocios que se manejan con el más fuerte socio del Mercosur.

"Estos son momentos de mucha incertidumbre y eso pospone las decisiones. Por ello, la inversión será bastante anémica, aunque no creo que vaya a caer como en 2012", comentó el economista.

Este especialista concordó con que la caída del poder adquisitivo de los trabajadores perjudica al mercado interno, que tuvo un primer trimestre de estancamiento. "El consumo va a cerrar en torno del 3% este año, por lo que va a ser un pilar importante de la actividad", comentó.

Desde Econviews descreen en los números provistos por el Indec y proyectan un crecimiento del 1,5%, la cifra más baja entre las consultadas por este medio. Esta cifra está delineada en base a lo que ocurrió en el primer semestre, los mismos meses en los que el año pasado se ubicó la mayor contracción en la actividad. "Va a ser un año apenas mejor que lo que medimos en 2012, pero esto casi no será perceptible. La diferencia que esperamos es una mejora en la inversión, que cayó 6% en el período pasado", dijo uno de sus economistas clave.

Para estos especialistas, el efecto del cepo en la construcción explicó el año pasado el mal desempeño económico, mientras que trabó al crecimiento del sector en la primera parte de 2013. Por ello descreen que el blanqueo de capitales colabore en una mejora. "No hay acuerdo de cuánto vale el metro cuadrado y por eso la construcción está en una situación delicada. El CEDIN no es referencia del precio, por lo que va a tener la misma función que el dólar blue", agregaron.

Mientras, el más optimista de los economistas consultados fue Agustín D'Attellis, de la Gran Makro, quien espera una mejora en la economía del 4%. El docente de la Universidad de Moreno cree que el crecimiento dependerá de las políticas domésticas además del impacto que tendrá Brasil. "El estímulo a la demanda efectiva garantiza esa expansión. Los ahorros serán canalizados a la inversión productiva gracias a la política contracíclica del la obra pública, además de la inversión privada luego de la aplicación de la ley de mercados de capitales".

Sin embargo, "todavía es difícil hacer proyecciones, porque resta analizar el impacto que tendrá el CEDIN en la construcción y el BAADE en la energía. Esto depende de cuánto dinero vaya a blanquearse. Esperamos que los Certificados y pagarés actúen como alternativa al dólar blue garantizando que parte de estos ahorros se canalicen a otras opciones", apuntó el economista. Lo que es seguro, que en los años próximosel rendimiento económico estará "por debajo de la tasa a la que estábamos acostumbrados por los factores externos", remató.