Créditos Hipotecarios

Macri lanza créditos hipotecarios y crea una nueva moneda indexada

19-07-13 00:00 Las Unidades de Cuenta Estable (UCE) ajustarán según la variación de una canasta de bienes y servicios que elabora la Dirección de Estadísticas de la Ciudad. El concepto es similar a las “UF” de Chile. El promedio da 24% para el último año. La ventaja es que la tasa del préstamo es fija y del 5% a 15 años de plazo. “Si la inflación baja, baja la tasa”, dicen en el gobierno porteño


www.cronista.com

JULIÁN GUARINO y MARIANO GORODISCH Buenos Aires

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires anunció el lanzamiento de una nueva línea de créditos para las familias porteñas, que estará financiado por el Instituto de la Vivienda (IVC) y el Banco Ciudad. Buscando “primerear” al Gobierno nacional que podría anunciar una nueva línea de hipotecarios en los próximos días, la Ciudad diseñó una línea destinada a la adquisición de vivienda única, familiar y de ocupación permanente, con un monto máximo de $ 1.000.000. Permitirá cubrir hasta el 80% del valor del inmueble y la cuota no podrá exceder el 30% del ingreso familiar. Tendrá 15 años de plazo.

Además de la línea en sí, el dato a destacar es que el préstamo incluirá un nuevo concepto –ya utilizado desde 1967 en Chile– que permite prestar en un contexto de alta inflación con una tasa de interés baja, en este caso del 5% fija a lo largo de todo el préstamo. Así, el tomador del préstamo pagará un interés sobre el monto adeudado cuya devolución se repartirá junto al capital en forma proporcional a lo largo de todo el plazo por el que se toma la deuda. Por supuesto, a ello habrá que agregarle el ajuste derivado del efecto que tiene la inflación en el poder adquisitivo de la moneda.

Para ello se creará la “Unidad de Cuenta Estable” (muy parecida a la “Unidad de Fomento” chilena) que estará referenciada a la variación de una canasta de bienes y servicios que elabora la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires. En este caso, se trata de la “Canasta Hogar 5”, que incluye no sólo bienes y servicios que consume una familia porteña tipo, sino, también, que tiene en cuenta la variación de los alquileres. Si bien esta medición es relativamente nueva y tiene 11 meses de antigüedad, el dato de variación anualizado arroja un 24%.

Para entenderlo, Federico Sturzenegger, presidente del Banco Ciudad y precandidato a diputado del PRO por la Ciudad señaló: “el Banco prestará en Unidades de Cuenta Estable y esas mismas UCE son las que los demandantes del préstamos van a devolver en forma pareja a lo largo del tiempo”.

En la traducción, implica un cambio en la moneda: ya no serán pesos, sino que esos pesos servirán para comprar las UCE que finalmente terminarán pagando la propiedad fruto del préstamo hipotecario.
Otro dato importante es que, en los últimos años, la brecha entre la variación de la inflación (medida por la Canasta Hogar 5) de la Ciudad de Buenos Aires y la de los salarios sólo registró una brecha del 1 ó 2% por lo que, en opinión de los funcionarios del gobierno porteño, “será representativa y permitirá que la cuota sea pagable”.

Al hacer la presentación en el Palacio Municipal, el jefe de Gobierno Mauricio Macri ejemplificó que para una hipoteca de $ 320.000, el beneficiario tendrá una cuota de $ 2.634 y se le requerirá un ingreso de $ 8.779.
“En Chile se extendió a todo tipo de préstamos bancarios o financieros de privados o particulares, inversiones y sigue siendo la forma preferida y predominante de determinar los costos de construcción, valores de la viviendas y de cualquier préstamo hipotecario sea privado o del Estado. Los valores se pagan o cobran en pesos, según el valor del día, que es la moneda de curso legal”, sostuvieron.

En aporte inicial del IVC será de $ 200 millones, por lo que en principio se podrán entregar 625 créditos para viviendas del valor que puso el gobernante como ejemplo. Sin embargo, reconocieron en el gobierno porteño que la expectativa es relanzarlo una vez conseguidos nuevos fondos. Para ello se prevé una emisión de bonos (o cédulas hipotecarias).

“Mediante la emisión de bonos, no sólo se podrá escalar este sistema sino que también los inversores tendrán un activo que ajustará en función de la inflación”, dijo el economista Francisco Gismondi, asesor principal del Banco Ciudad.