Peatonalización

Obras

Concluye este mes la primera etapa de la peatonalizacióndel microcentro

En las próximas dos semanas estarán listas 36 cuadras de "calles de convivencia", donde tendrán prioridad peatones y ciclistas; la segunda parte, en 2015
Por   | LA NACION

Las obras de peatonalización incluidas en el Plan Microcentro, que tienen por objetivo poner en valor y reducir el tráfico vehicular en la zona, quedarán inauguradas a mediados de septiembre tras nueve meses de obras, calles cortadas y montañas de escombros.
El Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la ciudad confirmó a LA NACION que para esa fecha se terminarán los trabajos, que incluyen la apertura de calles con prioridad para el peatón, la instalación de bicisendas, contenedores de basura soterrados, nuevas luminarias, árboles y mobiliario urbano, entre otras mejoras en peatonales, calles y avenidas.
"La obra es importantísima porque hace una ciudad más accesible y saludable para todos los porteños, sin tránsito en las arterias del microcentro. Nos hace que caminemos más: es un win-win [todos ganan]", opinó el ministro de la cartera, Diego Santilli.

CALLES DE CONVIVENCIA

En la primera etapa, que llegará a su término en las próximas dos semanas, se prevé incorporar 36 nuevas cuadras denominadas "calles de convivencia", en las que se busca dar la prioridad de acceso al peatón y al ciclista. Dichas calles son 25 de Mayo (entre Rivadavia y Tucumán), San Martín (entre Rivadavia y Viamonte), Mitre (entre Diagonal Norte y Alem), Sarmiento (entre Diagonal Norte y Alem), Marcelo T. de Alvear (entre Carlos Pellegrini y Alem), Perú (entre Belgrano y Diagonal Sur), Reconquista (entre el pasaje Rojas y Alem) y el pasaje Rojas.
Estas 36 cuadras se sumarán a las 43 de peatonales y calles de prioridad peatón ya existentes, como Florida, Lavalle, Suipacha y Reconquista, para alcanzar así un total de casi 80 cuadras. En las nuevas arterias de prioridad peatón los vehículos no podrán circular a más de 10 kilómetros por hora, lo que se suma a la restricción de ingreso al microcentro para vehículos particulares sin permiso entre las 11 y las 16, de lunes a viernes.
En una segunda etapa, que se prevé terminar en enero de 2015, se sumarán las calles Paraguay, Perón, Maipú y Esmeralda, y se restaurarán 120 edificios del microcentro, además de la calle Lavalle, según explicó Clara Muzzio, que dirige el Plan Microcentro, dependiente de la Subsecretaría de Uso del Espacio Público. El monto total proyectado para la obra alcanza los 250 millones de pesos.
Mientras las obras se terminan en el microcentro, el silencio de las calles despejadas contrasta con el ruido de taladros y mezcladoras de cemento de aquellas donde avanzan los trabajos. Es el caso de Sarmiento, la única que hasta el viernes se encontraba cerrada al tránsito por las obras de nivelación de aceras y calzadas. Allí permanecen, además, las últimas luminarias con forma de farolas, que en las demás calles fueron reemplazadas por lámparas de tecnología LED.
El resto de las tareas incluyen la terminación de las ochavas. En la esquina de 25 de Mayo y Tucumán, no obstante, donde el trabajo está concluido, es frecuente observar a peatones que se resbalan sobre las baldosas nuevas en dirección a la pendiente, que se inclina en 45 grados hacia Tucumán.
En algunos tramos todavía se colocan los nuevos pilotes de delimitación de calzada-acera, de color negro, denominados "bala de cañón", que contrastan con los "semiesféricos", plateados, que sólo están en San Martín y 25 de Mayo.
Otro de los trabajos en curso es el de colocación de los contenedores soterrados, como los que ya se encuentran en San Martín, casi esquina Diagonal Norte, o por Marcelo T. de Alvear. Según voceros del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, el objetivo es colocar 130 contenedores de una capacidad de 5500 litros cada uno en el área delimitada entre Suipacha, Marcelo T. de Alvear y las avenidas Leandro N. Alem y Diagonal Norte.

DUDAS DE COMERCIANTES

En las nuevas "calles de convivencia", si bien la mayoría de los comerciantes se muestra optimista respecto de las obras, muchos de ellos cuestionan el hecho de que las normas de tránsito no se respetan del todo.
Isabel, encargada de una librería de San Martín y Corrientes, contó que decidieron colocar conos anaranjados de estacionamiento frente a la puerta del local para evitar que allí estacionen los autos. "Hicimos el reclamo al gobierno de la ciudad, pero nos respondieron que hasta que no terminen las obras no se señalizará", explicó la mujer.
Para Víctor Sanroca, propietario de un local de ropa de cuero situado en Marcelo T. de Alvear y Esmeralda, "la calle se ve más limpia y ordenada, pero a nivel comercial todavía hay que esperar los efectos positivos".
También los propietarios de los estacionamientos del microcentro se mostraron escépticos ante los cambios. Eduardo Sánchez, presidente de la Cámara de Garages y Estacionamientos, aseguró a LA NACION que en los últimos meses la actividad "cayó entre un 40 y un 50%" y dijo que "el día que los controles sean más fuertes, la caída será mucho más marcada".
 
 

LA PEATONAL FLORIDA, CON PLANTAS Y FLORES

El gobierno porteño comenzó a colocar plantas y flores en los canteros centrales de la peatonal Florida, que ahora son móviles y están asentados sobre compuertas que se abren para poder reparar las cañerías y los cables de fibra óptica. Así, en el lugar que antes ocupaban los manteros hay ahora plantas en macetas con ruedas, sujetadas a canteros de hierro.
Estas modificaciones fueron parte de los arreglos que se llevaron adelante en Florida y que incluyeron el cambio de las veredas entre Santa Fe y Bartolomé Mitre. La peatonal estuvo más de dos meses en obra; hoy se transita la zona con mayor facilidad y la peatonal luce remozada.
Además de los canteros móviles se dispuso un operativo especial para limpiar esta transitada peatonal con mayor frecuencia. También hay nuevos cestos metálicos..