Casa Propia

Joven y con casa propia

Es uno de los objetivos de los que se van a vivir solos o en pareja; la decisión no es sencilla, pero si se accede a un crédito, la meta se alcanza
Por   | LA NACION 

Mucho se discute -incluso se filma- acerca de la prolongación de la adolescencia, de cierto supuesto desinterés de los más jóvenes por independizarse. Más allá de las explicaciones psicosociales que pueden elaborar al respecto los especialistas en el tema, al menos en la Argentina, no parece estar tomándose mucho riesgo si se afirma que son arduas las dificultades prácticas que deben afrontar los menores de 30 cuando pretenden consolidar la salida de la casa paterna, por ejemplo adquiriendo la propia.
En ese sentido, el Banco de la Ciudad de Buenos Aires propone una línea de créditos hipotecarios -Ciudad Social, Ciudad Vivienda, Ciudad Vivienda/Distrito Tecnológico y zona sur, Ciudad Vivienda por tramos y Primera Casa BA, que trabaja en forma conjunta con el IVC- que pueden ayudar dando un empujoncito hacia la autosuficiencia. Según datos facilitados por Jorge Velázquez, de la entidad en los primeros ocho meses del año, en el Banco de la Ciudad se evaluaron aproximadamente 800 solicitudes de jóvenes menores de 30 años que presentaron la documentación para acceder a un crédito hipotecario, lo que representa más de un 30% de las solicitudes totales. Dentro de estos solicitantes hubo un 43,5% de mujeres y un 56,5% de hombres; un 66,9 de solteros, 14,3% de jóvenes casados, 18,3% que viven juntos, 0,2% divorciados y 0,2 en unión civil.
¿Cuántas de estas solicitudes fueron otorgadas? Entre enero y agosto de 2013 "llevamos otorgados, a personas de hasta 30 años, 360 préstamos". De éstos, un 88% fue aplicado a la compra de departamentos usados, y un 72,3 % a unidades de entre 30 y 70 m2".

COLOR DE ROSA

Como de costumbre, tras la precisa frialdad de los números suelen esconderse historias de vida que -por suerte- algunas veces tienen final feliz. "Desde que visite el banco para averiguar acerca de los créditos y el momento en que pisé mi primera casa propia pasaron alrededor de 4 meses", cuenta Emilio Cela, de 28 años, editor de TV. Y continúa: "Tuve la suerte de poder vivir con mis padres hasta los 27, no necesité salir antes a alquilar, lo que en mi caso hubiera resultado un derroche, una pérdida de esfuerzos y dinero. Cuando sentí que había llegado la hora de independizarme y armar mi propio proyecto familiar busqué la forma de comprar un departamento".
Fue entonces cuando con Daiana, su novia, empleada administrativa en un local de ropa, se acercaron al Banco Ciudad y analizaron las líneas de créditos. Finalmente optaron por el Plan Ciudad Vivienda Sur. "El trámite fue sencillo, afortunadamente cumplía con todos los requisitos y no hubo problemas. La atención estuvo muy bien, bastante personalizada, y las cuotas fijas en pesos resultaban accesibles para nuestra situación económica, así que nos pusimos a buscar propiedades. Vimos muchas hasta que finalmente, en una página de Internet encontramos la que resultaría ideal: un departamento en Parque Patricios, frente a la misma plaza, de 3 ambientes amplios, luminoso, cálido y seguro, donde vivimos hace un año. Lo pagamos 80.000 dólares, en 20 años a tasa fija. La vida nos cambió completamente. Además de ser dueño de mi casa, ahora lo soy también de mi tiempo. Vivo cerca del trabajo y puedo estar en casa temprano. Llegar al propio hogar te brinda un bienestar increíble."
El relato de Emilio, casi ideal, es similar al de Mercedes y Diego. Ellos estuvieron años "alquilando y planificando la compra", que concretaron también con un crédito del Banco Ciudad, tramitado en un mes. "La complicación surgió con las inmobiliarias hace un año, cuando buscábamos; muchas no te aceptaban si tenías crédito, querían sólo dólares. Finalmente dimos con una más realista y adquirimos 160 metros cuadrados, a 650.000 pesos, de los cuales alrededor de la mitad se pagó en dólares. Hoy sentimos una gran tranquilidad, estamos pagando nuestra propia casa y proyectando nuestra familia." Emilio vuelve a escena y se suma al reclamo. "Para nosotros el tema inmobiliario también fue problemático. La atención dejó mucho que desear, desaparecieron en cuanto cobraron una elevada comisión", se queja.

PARA EVITAR PROBLEMAS

Consultada respecto del comportamiento de las inmobiliarias, Gabriela Goldszer, vicepresidenta 2° del Colegio Profesional Inmobiliario (Cucicba) y, además, titular de Ocampo Propiedades, explicó que una manera de evitar estas dificultades es "operar con empresas que se encuentren matriculadas. Esto garantiza seriedad, buena atención y, también, un espacio de queja si algo no anduviera bien". Cucicba es un organismo colegiado que controla a las inmobiliarias matriculadas, "que tiene la función de capacitar, jerarquizar y profesionalizar al sector". Por eso Goldszer estimó interesante la posibilidad de tomar contacto con el Banco Ciudad e interiorizarse en cuanto a los créditos para evitar problemas que, algunas veces, pueden deberse a la desinformación.
Por su parte, Diego Migliorisi, titular de Migliorisi Inmobiliaria, expresó: "En principio todas las propiedades -ya sea usadas o nuevas (terminadas) con posibilidad de escriturar y títulos perfectos- son aptas para la venta con crédito bancario. El Banco Ciudad ha mejorado mucho en cuanto a los productos financieros que ofrece, y más aún en el otorgamiento y la aprobación del crédito. Se estima entre 30 y 40 días para concretar una operación. Los requisitos y la agilidad bancaria en la firma de la escritura de hipoteca son determinantes en el mercado actual. Para esto, además de los requisitos de ingresos del tomador del crédito deberá estar disponible copia de escritura, reglamento de copropiedad, plano de subdivisión del inmueble y una reserva del inmueble. En los últimos años hemos incrementado la cantidad de operaciones con créditos especialmente con ese banco, cerca de un 10% con respecto al año último".
Una situación que no sólo los jóvenes con ánimos de independencia esperan se generalice.

EJEMPLOS DE ALGUNAS LÍNEAS QUE OFRECE LA ENTIDAD

  • Ciudad Vivienda: adquisición de vivienda permanente y no permanente en la ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires (puede ser segunda vivienda). El monto máximo es de $ 1.000.000 financiados en hasta 20 años. La tasa puede ser fija de hasta 24% TNA, variable de hasta 20% TNA o escalonada con una tasa que va del 16,5% TNA al comienzo del préstamo y llega al 26,5% TNA en los últimos años (esto permite que sea más fácil el acceso al comienzo de la obligación).
  • Ciudad Vivienda Sur: es un crédito subsidiado para impulsar el desarrollo del sur de la ciudad. Es para adquisición de primera vivienda permanente en la zona sur de la ciudad de Buenos Aires. Los barrios comprendidos abarcan desde el eje que conforman Emilio Castro, Av. Directorio, Av. San Juan hacia el Sur. El monto máximo es de $ 600.000. La tasa fija es de hasta 18% TNA y la variable de hasta 15% TNA, y el plazo hasta 20 años para aquellos clientes que acrediten sueldo en el banco. Para el resto el plazo es de hasta 15 años.
  • Primera Casa BA: es una iniciativa conjunta con el Instituto de Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC). Se otorgan mediante procesos de adjudicación mensuales. Las aplicaciones se hacen en su totalidad a través de una plataforma digital en la Web del 1° al 25 de cada mes. Las adjudicaciones se hacen sobre la base de un scoring elaborado con la UBA y que contempla las necesidades habitacionales y características socioeconómicas del grupo familiar. El monto máximo es de hasta $ 800.000 en hasta 15 años. La vivienda debe ser única, familiar y de ocupación permanente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Gran Buenos Aires. La tasa de interés es de 9% TNA el primer año, 10,5% TNA el segundo, 13% TNA el tercero y 16% en los años restantes.