Parquímetros

El macrismo quiere poner parquímetros en media ciudad de Buenos Aires

Busca aprobar una ley antes del 10 de diciembre. El regreso del cepo. Los parquímetros llegarán a Caballito, Belgrano, Puerto Madero y Las Cañitas

Casi la mitad de las cuadras de la Ciudad de Buenos Aires tendránestacionamiento pago, si es que se aprueba antes del recambio legislativo del 10 de diciembre -todo indica que sí- una ley que impulsa el macrismo y que también pretendevolver a instaurar el cepo.
Actualmente, hay sólo 8.000 espacios con parquímetro en el Microcentro y en parte del Casco Histórico, pero con esta norma el macrismo pretende cobrarestacionamiento en barrios, calles y avenidas con mucha congestión vehicular, como avenida Libertador, Rivadavia, Puerto Madero, Las Cañitas y las zonas comerciales de Belgrano y Caballito son algunas de las zonas elegidas, informaron fuentes del macrismo a Clarín.
De este modo, de los 334.654 espacios que habrá para estacionar (según señala el proyecto de ley), el 45% será pago de lunes a viernes de 8 a 20 y los sábados de 9 a 13, señaló ese diario.
Según la zona, la tarifa variará: en algunas habrá un precio único, en otras una progresiva que irá aumentando por cada hora. Y el precio de la progresiva variará también según se trate de una cuadra con más o menos demanda. El precio por hora y las escalas de las Progresivas no las definirá la ley sino el Ejecutivo.
El proyecto, que podría quedar sancionada en la sesión del 28 de noviembre o en la del 5 de diciembre (ya que el macrismo tiene mayoría simple en la Legislatura), también incluye la vuelta del cepo como un “elemento disuasivo”. Es decir, colocarlos en los autos mal estacionados por más de media hora. Con esto, el dueño del coche tendrá 30 minutos para pagar y evitar así que se lo lleve la grúa. Si se pasara de ese lapso el auto sería acarreado.
Para la prestación del servicio, la Ciudad será dividida en cinco zonas, cada una con su propia empresa, en una concesión que durará diez años. Entre otras cosas, se plantea llevar de dos a diez la cantidad de playones de secuestro de los vehículos.
El servicio de acarreo (que le cuesta al infractor 300 pesos para poder sacarlo del playón, mientras que la multa al Estado es de 150) está en manos de las empresas SEC y STO, cuyos contratos están vencidos desde 2001, operando con prórrogas, sin que la Ciudad haya llamado a una relicitación. Según datos del macrismo, levantan unos 12.000 autos por mes, y le pagan al Estado apenas $ 30.000 mensuales de canon.

El proyecto incial, que el Ejecutivo empezó a impulsar en el 2011, tuvo que modificar o eliminar algunos puntos: se sacaron 30.000 espacios donde también se iba a cobrar por estacionar, finalmente las motos no pagarán, y no se harán operativos especiales de estacionamiento pago en los alrededores de los estadios cuando hubiera partidos de fútbol, recitales u otros eventos.

www.perfil.com