Distrito Arcos


Obra reciente

Shopping Distrito Arcos: propuesta y debate

POR INÉS ALVAREZ Y CAYETANA MERCÉ - ialvarez@clarin.com - cmerce@clarin.com

Una medida cautelar impidió la apertura del primer shopping a cielo abierto de la Ciudad de Buenos. Cómo es este emprendimiento que tiene tanto de innovador como de polémico.

El Shopping Distrito Arcos, ubicado en los terrenos de la ex-playa de maniobras del Ferrocarril San Martín y de las Bodegas Giol en Palermo, continúa sin poder abrir sus puertas. Desde 2010, cuando empezó a planificarse el shopping, hasta su concreción en 2013 pasó mucha agua bajo el puente. 


Distrito Arcos es el primer centro comercial a cielo abierto de la ciudad y una de las últimas iniciativas de la firma IRSA. Estaba previsto que se inaugurarse en diciembre pasado pero la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA) cuestionó la exactitud del estudio de impacto ambiental que se había presentado con el proyecto y logró frenar su apertura mediante una cautelar.


Sergio Dattilo, gerente de Relaciones Institucionales de IRSA, confirma que están haciendo todo lo pedido por la justicia para poder abrir el shopping lo antes posible, pero con la feria judicial por medio, es posible que los plazos se extiendan todavía un poco más. Otro de los cuestionamientos que tiene este edificio es la posibilidad que perjudique la oferta comercial vigente en la zona de Palermo. A esto la desarrolladora responde que las marcas que están en Distrito Arcos venderán sólo productos de outlet y que confían que el impacto en la zona será positivo como fue en el caso el Shopping Abasto y del Alto Palermo en sus respectivos barrios. 


La historia de este emprendimiento tuvo varias idas y vueltas. En principio, la idea original fue construir un edificio en altura que funcionara como polo gastronómico. El proyecto fue modificando su destino hasta concluir en un centro comercial “Premium outlet”. En septiembre de este año, cuando la obra estaba muy avanzada, la construcción fue demorada por la acción judicial de vecinos, comerciantes y legisladores que cuestionaron la documentación presentada para el proyecto. A los pocos días, IRSA compareció ante la justicia y pudo continuar con la obra hasta concluirla en diciembre cuando llegó la noticia de la cautelar. 

Cómo es el proyecto para Distrito Los Arcos

El emprendimiento lo llevó a cabo Seggiaro Arquitectos y es un signo de los cambios económicos de nuestro país: el origen del predio está vinculado a la producción, luego fue abandonado y ahora fue recuperado por un emprendimiento destinado al consumo. El emplazamiento, entre las avenidas Juan B. Justo y Santa Fe y las calles Godoy Cruz y Paraguay –donde se ubica el acceso principal peatonal– fue en sus inicios la playa de maniobras del ferrocarril y el centro de acopio y distribución de la bodega Giol. 

El rescate de la estructura ferroviaria realizada en ladrillo a principios de siglo XX implicó la limpieza de la vegetación que crecía en los muros y el arreglo de las instalaciones posteriores a la edificación que se hicieron ignorando su valor patrimonial. “Nos propusimos conservar el edificio e intervenirlo lo menos posible y con respeto hacia su estética industrial. Aprovechamos los arcos vaciados para hacer entradas vehiculares. Los portones de madera originales fueron conservados y utilizados como entrada a los diferentes locales, en donde dispusimos unas vitrinas externas a modo de vidrieras”, detalla Leandro O’ Flaherty, del estudio Seggiaro. Además, se instalaron pérgolas con el mismo radio que las bóvedas interiores fijadas con cuidado de no dañar el edificio histórico. Esta preocupación se mantuvo incluso para las instalaciones comerciales, que fueron diseñadas con el mismo objetivo conservacionista, por lo que tampoco fueron amuradas.

El temor al avance de las inundaciones obligó a definir un dique perimetral de 1.30m de altura. A partir de esta medida se diseñó una plaza y un paseo lineal conformados por un sistema de rampas, escalinatas y senderos entre gigantescos canteros. “El objetivo fue armonizar con la infraestructura y la arquitectura circundante, sintetiza Cora Burgin, del estudio de paisajismo. El equipamiento urbano estuvo a cargo del Estudio Cabeza, cuyos bancos curvados acompañan la forma de los canteros que contienen las plantas y árboles. El parque se completa con las góndolas de los comercios, pergolas y áreas de eventos. En este espacio, la figura circular es recurrente.

En conjunto, el edificio ferroviario, los galpones y el paseo con partes iguales de verde y cemento que va cambiando de texturas, define un recorrido de rincones y semicírculos que remiten a los arcos de la vieja estructura.


Shopping Distrito Arcos
Gerencia de arquitectura y diseño Irsa: E. Barenboim, S. Porcelli, S.Cardinali. Arquitectura: Seggiaro Arquitectos. Estructura: Ings. Alberto H. Fainstein, Curuchet-Del Villar. Inst. eléctrica: Mackinley-Vignaroli.Instalación sanitaria: Arqs Labonia. Aire acondicionado: Grimberg-Feliz. Consultores Paisajismo: Grupo Landscape. Iluminación: P. Pizarro. Equipamiento Urbano: Diana Cabeza. Incendio: IPCI S.A. Tránsito: CSYA.Hidráulica: Inglese consultores. Obra: IRSA. Gerencia de obra: A. Laufer, E. Rodríguez Caivano y S. Fernandez Cristín. Dirección de obra: 3S Arquitectura M. Pérez. Gerenciador: F. J. Abello y Asoc. José Nagy Pal.






Espacio público / La ex bodega Giol
La Justicia suspende la apertura de un nuevo shopping en Palermo


Se trata del complejo Distrito Arcos, cuya inauguración había sido anunciada para mañana; tiene 65 locales y un espacio para ventas a cielo abierto; cuestionan la legalidad de su construcción

Por   | LA NACION

La justicia porteña ordenó suspender la inauguración de las obras del shopping Distrito Arcos, en Palermo, que en principio estaba prevista para mañana.
Un recurso de amparo, en respuesta a una presentación de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba), dejó en suspenso la apertura del complejo de la empresa IRSA, situado en Paraguay, entre Godoy Cruz y Juan B. Justo, a la que tenían previsto asistir el jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich, y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, según anunciaba la empresa en la invitación.
En respuesta a un recurso de amparo solicitado por Fecoba, el juez Aurelio Ammirato dispuso la suspensión de la apertura del centro comercial hasta que la Justicia se expida sobre la legalidad, o no, de su construcción.
"Las principales marcas ya anticipaban la apertura de Distrito Arcos con carteles promocionales en las avenidas Santa Fe, Godoy Cruz y Paraguay. Pero deberán abstenerse de inaugurarlo hasta que se resuelva sobre la cuestión de fondo", dijo a LA NACION Vicente Lourenzo, vicepresidente de Fecoba.
Ammirato, juez en lo Contencioso Administrativo porteño intimó, además, a la empresa a brindar las explicaciones pertinentes respecto de la campaña que anunciaba su inauguración. Y recordó en su resolución que sigue pendiente la sentencia sobre el conflicto que se inició por el cuestionamiento de la validez de la obra.
En Irsa, al cierre de esta edición, analizaban los pasos a seguir, aunque aseguraron que iban a acatar el fallo de la Justicia.
La construcción del paseo de compras se inició, con el aval de la Legislatura, en diciembre de 2012. En septiembre de este año un grupo de legisladores, ex legisladores e integrantes de comunas porteñas presentó un recurso de amparo en el que se cuestionaba que el predio en donde está el shopping no fue incluido en la primera lectura de la ley sancionada el año pasado. En ese momento, Ammirato frenó la construcción con una medida cautelar y pidió una serie de documentos.
"Irsa no tenía permiso de obra tal cual exige la ley. Después presentó los planos y el juez autorizó que se siguiera construyendo, pero a su vez advirtió que no se iba a poder inaugurar hasta que no se resuelva la cuestión de fondo. Nosotros le enviamos documentación complementaria mostrando cómo igualmente iban a inaugurar el Distrito Arcos", agregó Lourenzo.
En la resolución, el juez recordó: "Arcos del Gourmet SA podrá, además -bajo su exclusivo riesgo y a las resultas de lo que se resuelva en definitiva en esta causa-, continuar la ejecución de la obra que lleva a cabo en el predio de referencia según los planos registrados ante la Dirección General de Registro de Obras y Catastro. Pero si la finalizase deberá abstenerse de inaugurarla, toda vez que aquello queda condicionado al dictado de la sentencia definitiva y según lo que allí se resuelva sobre la cuestión de fondo."
Ammirato le exige a Irsa que en el plazo de un día deberá informar si la presunta campaña de difusión que la accionante denuncia fue encomendada por la empresa, y si tiene previsto inaugurar el establecimiento comercial, "situación que comportaría un flagrante incumplimiento del mandato judicial".
El complejo contará con 65 locales, 20 góndolas y un espacio para compras a cielo abierto. Parte del proyecto incluye la recuperación de los antiguos galpones con arcos y, además, la construcción de cines, locales de gastronomía, cocheras e incluso un museo de la fotografía.
Además, la empresa restaurará el edificio junto a la estación Pacífico, sede de la Administración de Infraestructura Ferroviaria (ADIF).
Fecoba se opone a la concreción de este proyecto porque, a su entender, perjudicará a los comercios de Palermo. "En la audiencia pública manifestamos nuestra oposición y el impacto que esto iba a generar en Palermo y su radio de acción. Hay muchos comerciantes que han invertido en diseño y gastronomía y ahora llega un espacio con este tamaño. Los van a hacer desaparecer", dijo Lourenzo.

CÓMO SERÁ EL NUEVO ESPACIO

Inversión
El emprendimiento requirió 60 millones de dólares de inversión, según indicó la empresa IRSA a la prensa.
Frente al Conicet
Estará en el ex playón del ferrocarril San Martín, predio que queda entre Paraguay, Godoy Cruz, Santa Fe y Juan B. Justo. Tendrá 65 locales y un espacio a cielo abierto..


EDICIÓN IMPRESA 

Con una inversión de u$s 60 millones, IRSA abre un shopping a cielo abierto

La apertura de Distrito Arcos se realizará este jueves y se sumará así al listado de centros comerciales que opera la firma que comanda Eduardo Elsztain, la mayor en ese segmento - www.cronista.com

Los carteles de las principales marcas ya adornan las paredes a lo largo de la avenida Juan B. Justo, y en las calles aledañas al predio que se ubica entre esa avenida, Santa Fe, Godoy Cruz y Paraguay, la señalética ya indica los ingresos al Distrito Arcos.
Después de que una medida cautelar suspendiera la obra por un mes y con tiempo de descuento para aprovechar las ventas de fin de año, IRSA logró anunciar la apertura de su nuevo shopping del barrio de Palermo, que se concretará pasado mañana, con un evento en el que esperan a 4.000 invitados.
Tras una inversión de u$s 60 millones por parte del grupo que lidera Eduardo Elsztain, quedará abierto el centro de compras a cielo abierto que funcionará como un outlet premium, con 60 locales comerciales y 40 góndolas. No habrá cines ni patio de comidas, aunque sí una oferta gastronómica y espacios de descanso.
Vecino al Polo Tecnológico, donde funcionó la bodega Giol, el nuevo shopping se alza sobre terrenos fiscales concesionados por el Gobierno Nacional, por lo que, además del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, está invitado a inaugurar las obras el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en un acto previo a los festejos. Un dato: los modernos locales se apoyan sobre lo que fue un territorio inundable antes de terminadas las obras de entubamiento del Arroyo Maldonado.
La empresa, dueña de los principales shoppings del país, entre ellos el Abasto, el Alto Palermo y el DOT, incorporará al nuevo centro comercial a todas las actividades y descuentos del resto de la cadena. Por ejemplo, Distrito Arcos participará de la maratónica noche de ventas del 23 de diciembre, y tendrá las promociones vigentes en los demás shoppings de IRSA.
El proyecto, cuya construcción demandó dos años, tuvo un revés en septiembre pasado, cuando un grupo de legisladores e integrantes de Comunas porteñas presentó un recurso de amparo para frenar el avance de las obras que fue tomado por el juez en lo Contencioso Administrativo Aurelio Ammirato, quien frenó la construcción con una medida cautelar. Tras la presentación de documentación solicitada, IRSA logró destrabar el litigio en la Justicia, y terminar la obra. La compañía tuvo así mejor suerte que con su proyecto de Caballito.
Con la apertura del nuevo centro comercial, los terrenos del ex playón del ferrocarril San Martín se atienen a un destino no trazado inicialmente para ellos. Cuando el Organismo Nacional de Bienes del Estado (Onabe) concesionó el predio en 2002, la firma ganadora, Arcos del Gourmet, de la que participaba el fundador de la productora Patagonik, Pablo Bossi, planeaba hacer un espacio cultural con salas de cines y teatro.
En 2010, IRSA se quedó con la mayoría accionaria de Arcos del Gourmet y empezó a desarrollar el proyecto que abre pasado mañana, después de conseguir la aprobación definitiva de la Legislatura porteña, un año atrás.
Queda de la iniciativa del centro cultural un museo de fotografías que será parte del predio dedicado a locales comerciales.



Construirán un shopping a cielo abierto en una nueva zona de Palermo llamado Boulevard
27-11-2013 Estará en los tradicionales arcos bajo las vías, en Juan B. Justo y Santa Fe. Se llamará "Distrito Arcos" y tendrá 72 locales . www.iprofesional.com


La zona de Palermo es una de las que más derivaciones ha tenido en su nombre, pasando por agregados como Viejo, Soho, Hollywood. Nuevo Palermo, Chelsea y Death. Y como si fuera poco, en pocos días más nace uno nuevo.

Algunos inmobiliarios le dieron el nombre de Palermo Boulevard, en la versión más glamorosa; o bulevar, en la más criolla.

Es la franja paralela a la avenida Juan B. Justo, que va desde Santa Fe a Córdoba, que en los últimos años ha empezado a transformarse. Y que en pocos días dará a luz a un importante centro comercial a cielo abierto realizado a partir del reciclaje y puesta en valor de unas antiguas instalaciones ferroviarias.

Con la promesa de que Juan B. Justo no se inundaría más, a principio de 2000 aparecieron los inversores. Primero fueron las torres de vivienda; luego, desembarcó la Clínica Swiss Medical. En lo que eran las Bodegas Giol se inauguró el Polo Científico Tecnológico. Y el año pasado, hasta hubo un concurso de ideas para desarrollar los terrenos de las ex playas de maniobras del San Martín, entre Juan B. Justo y Godoy Cruz, desde Paraguay a la avenida Córdoba, según describe Clarín.

El nuevo centro comercial que abrirá sus rejas antes de fin de año tiene sus antecedentes más allá de las recientes marchas y contramarchas judiciales.

En 2002 la firma Arcos del Gourmet ganó la concesión de estas tierras por 20 años. Proponía un ambicioso centro cultural y comercial a cielo abierto con especial énfasis en la producción audiovisual. Pero fue Casa FOA quien alumbró con su exposición de 2007 las posibilidades urbanas del área. Y sin lugar a dudas fue el ensayo previo al actual proyecto, ahora en manos de la desarrolladora IRSA.

Distrito Arcos, como finalmente se llama, será un paseo bajo la modalidad "a cielo abierto" con72 locales de grandes alturas (llegan a los 8 metros), 40 stands, espacios gastronómicos, 500 cocheras: 50.000 m2 "dedicados a una oferta con calidad de producto y precio, en un lugar diferente", aseguran.

Según Ezequiel Barenboim, gerente de Arquitectura y Diseño de IRSA, desde la primera visita al sitio quedaron atrapados por la magia del lugar. "Se respiraba un aire especial", dice.

El espacio central delimitado por los arcos de ladrillo bajo las vías del ferrocarril y los galpones ferroviarios de la deshabilitada playa de maniobras daba su impronta a un espacio único en el barrio de Palermo. La idea fue entonces "generar un clima que fortalezca esa vivencia". Y agrega: "A través del diseño del recorrido, la elección de los materiales, la iluminación y el mobiliario hilamos una historia que articula la experiencia e identidad propia del lugar".

Pero cuando iniciaron el proyecto, el riesgo de inundación estaba presente. ¿Qué hacer si el nuevo sistema de aliviadores colapsara? La pregunta hidráulica tuvo su respuesta hidráulica. Con escaleras, rampas y robustos antepechos en los arcos de ladrillo construyeron un polder que el estudio Seggiaro Arquitectos, a cargo del proyecto, convirtió en uno de los grandes temas del proyecto.

Junto a la paisajista Cora Burgin usaron las diferencias de nivel creadas para evitar que ingrese el agua para diseñar un atractivo recorrido paisajístico con círculos y rectas, árboles y arbustos, que tiene dos focos de atracción: un gran vacío circular (que vincula con los dos pisos de cocheras subterráneas) del cual emergen unas estructuras metálicas con telas tensadas con forma de calas; y, en el remate del recorrido, un auditorio a cielo abierto.

El gran espacio central y corazón del proyecto está definido por los viejos galpones con estructuras de madera, metálicas y cubiertas de chapa; por el viaducto de ladrillo; en el extremo este, casi llegando a Santa Fe, por el contrafrente de la estación Pacífico y arriba como techo... ¡nuestro fantástico cielo!

Los galpones de gran altura fueron recuperados manteniendo su forma original. Del interior de uno de ellos sale una sucesión de grandes cajas que se desparraman en el espacio central con sus propias terrazas que serán utilizadas por restaurantes y cafeterías. También hay una serie de góndolas y equipamientos diseñados por la reconocida diseñadora Diana Cabeza que, junto con la iluminación de Pablo Pizarro, terminan de recrear ese "aire especial" deseado.

La otra oferta de locales, que aseguran será tipo outlet, estará bajo los arcos del viaducto cuyos ladrillos y juntas fueron pacientemente restaurados poniendo en valor esta notable pieza de la llamada tradición funcionalista inglesa.