Alquileres con Precios Cuidados?

EDICIÓN IMPRESA 

Impulsan un plan de ‘Precios Cuidados’ para el alquiler de viviendas y locales


El proyecto fue presentado por una entidad rosarina a Kicillof y Costa. Propone límites de hasta el 25% en la renegociación de los contratos


por DAVID CAYÓN Buenos Aires - www.cronista.com

La tendencia de extender la política de “precios cuidados” hacia más allá de los los supermercados no sólo se hace sentir en los pasillos del Ministerio de Economía, sino que hay cámaras que buscan impulsar este programa a otros sectores de la economía.
Este es el caso del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (CESyAC) de Rosario, Santa Fe, que la semana pasada le presentó al ministro Axel Kicillof y al secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, un plan para trasladar el modelo de tarifas de referencia a los alquileres.
“Nació la inquietud en nuestra ciudad, pero entendemos que se tiene que extender a todo el país”, explicó Juan Marcos Aviano, director ejecutivo de CESyAC. “Nuestra idea es establecer alguna referencia en los ajustes de los alquileres, tanto comerciales como los de vivienda para uso familiar”, agregó en conversación con El Cronista.
La solicitud se hizo pública a través de una solicitada y, según publicó el portal Punto Biz, la propuesta de “Precios Cuidados para los Alquileres” tiene cuatro puntos. El primero se refiere a los alquileres de viviendas de uso familiar, donde se aplicaría un ajuste anual del 20% como referencia. Mientras tanto, para los contratos comerciales se propone un ajuste de hasta un 25 por ciento.
Los puntos tres y cuatro se refieren a los nuevos acuerdos, señalando que “el primer contrato con el nuevo locatario no pueda superar el 15% al finalizado, sumando al mismo el ajuste anual de 20% o 25%, según corresponda el contrato como se propone en los puntos 1 y 2”. Y el último de todos es quizás uno de los que más problemas podría generar ya que impulsa que para el alquiler de viviendas familiares “no se contemple la obligación de contar con una garantía propietaria, y se pueda cubrir con recibos de sueldo de trabajadores con una determinada antigüedad”.
“Nuestra intención es que Kicillof y Costa convoquen a las federaciones inmobiliarias para comenzar a discutir y establecer estos valores de referencia para los alquileres”, explicó el ejecutivo de la asociación civil sin fines de lucro “que trabaja principalmente en la defensa de los derechos de usuarios y consumidores”.
Según Aviano, este pedido es consecuencia de que en Rosario se registraron aumentos “que superan el 40%” para las renovaciones. “Otra cosa que estamos notando es que los propietarios no renuevan el contrato con el inquilino y que, cuando llega un inquilino nuevo el contrato es 100% más caro que el anterior”.
La idea de poner un “tope” a los alquileres o de regular un mercado en el que se realiza un acuerdo entre todos operadores privados –dueño de una propiedad, inmobiliaria, persona o sociedad que alquila– no es algo nuevo. Existe una gran cantidad de proyectos en el Congreso de la Nación y en muchas legislaturas provinciales que apuntan a eso. Pero históricamente las federaciones de propietarios se opusieron a este tipo de normas.
“Nosotros no estamos planteando que se regule el mercado, así como tampoco que existan precios máximos. Nuestra intención es la de alcanzar un acuerdo entre las partes por un año”. “Desde nuestra entidad planteamos alquileres plenos, y en esa línea apunta nuestra idea”, agregó.
De todas formas, la presentación que le realizaron al ministro de Economía y al secretario de Comercio también llegó al despacho del presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, con la intención de que se viabilice un cambio en la normativa que regula al sector.
“Se lo enviamos a Domínguez para que se actuase la normativa de alquileres, que es de la década del 80”, explicaron desde la entidad rosarina.
Mientras esperan alguna respuesta de parte de los funcionarios nacionales, apuestan a que en Rosario se aplique. “La Cámara Inmobiliaria de Rosario también forma parte de la Asociación Empresaria, y son sus propios clientes quienes presionan para llegar a un acuerdo”.