Distrito Arcos

Novela sin fin: sigue el freno judicial e IRSA no puede abrir las puertas de su nuevo shopping en Palermo
29-04-2014 La empresa sigue sin obtener de la Justicia la habilitación para inaugurar el emprendimiento, si bien logró la aprobación de impacto ambiental. La firma sigue a la espera de que se destrabe la situación. En tanto, desde una cámara empresaria rechazan la apertura y dan sus razones www.iprofesional.com


La novela en torno a la apertura del shopping "Distrito Arcos", en pleno Palermo Soho, sigue sumando capítulos que, por supuesto, lejos están de contentar a los popes de la desarrolladora IRSA.

Sucede que, más allá de haber logrado recientemente las aprobaciones de impacto ambiental, la Justicia sigue frenando la aperturade un emprendimiento que viene intentando abrir sus puertas desde diciembre del año pasado.

IRSA, comandada por Eduardo Elsztain, ha sido quien desarrolló Alto Palermo, Abasto, Dot, Alto Avellaneda, Paseo Alcorta, Patio Bullrich, Soleil, Buenos Aires Design, entre tantos otros centros comerciales.

Un reclamo judicial presentado por la Asociación de Abogados Ambientalistas, con apoyo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), bloquea la iniciativa y -lo que resulta más inquietante aun para la desarrolladora- es quenada parece indicar que de "Distrito Arcos" vaya a abrir sus puertas en el corto plazo.

En concreto, Abogados Ambientalistas y la CAMEacusan a IRSA y a los empresarios Eduardo Gianna y Pablo Bossi de haber construido "Distrito Arcos" sin permiso gubernamental previo y, además, de desarrollar un shopping en un área desprovista de zonificación para semejante obra.

Como la Justicia hizo lugar al reclamo, el emprendimiento en cuestión se mantiene cerrado, aunque el macrismo aprobó los estudios de impacto ambiental que exigía el juez en lo Contencioso Administrativo Aurelio Amirato.

La controversia se mantiene porque, según precisaron a iProfesional desde Abogados Ambientalistas, "los estudios recién fueros exigidos después de concluida la obra y por presión de la Justicia. Es decir, concretaron el desarrollo sin que IRSA haya cumplimentado lo que se pide normalmente para emprendimientos de este tipo".

El terreno donde se ubica "Distrito Arcos" -y en el que se realizó una inversión de 60 millones de dólares- se encuentra entre las calles Paraguay y Santa Fe, entre Godoy Cruz y Juan B. Justo.



Se trata de unos 24.000 metros cuadrados que pertenecen a la Administración de Infraestructuras Ferroviarias Sociedad del Estado (Adif).

Dicho predio fue cedido por la Adif -sucesora de la Onabe- a la empresa de Eduardo Elsztainhasta el 2036. La licitación fue adjudicada en 2004 a la empresa Arcos Gastronómicos S.A. que actualmente es controlada por IRSA.

Jonatan Baldivieso, representante de Abogados Ambientalistas, sostuvo que "Distrito Arcos" continúa sin abrir por carecer de la habilitación final que permitiría levantar el impedimento judicial.

"IRSA no hizo la evaluación ambiental. Obtuvo el permiso de obra de la Dirección General de Registro de Obras y Catastro de la Ciudad, pero la Justicia sostiene que ese permiso fue mal otorgado por no contar con los estudios de impacto", comentó a iProfesional.

Para Baldivieso, otro aspecto que explica el freno judicial que recae sobre el emprendimiento que encabeza Elsztain radica en la falta de precisiones respecto de cómo hará IRSA para cumplir con la proporción de espacio público que establece la ley para un desarrollo de ese tipo en Palermo.

"El shopping está sobre un terreno ferroviario de control nacional que ha cambiado su uso. En ese caso, el marco establece que el 65% del terreno deba ser un espacio abierto y público. El proyecto no cumple con eso, incumple el código de planeamiento. Ese es otro aspecto sobre el que también reposa la traba legal", explicó.

Ambiental a favor y la palabra de IRSA
A principios de este mes, el titular de la Agencia de Protección Ambiental, Juan Carlos Villalonga (ex Greenpeace), dijo que el shopping no demandó la construcción de nuevos metros cuadrados, y por eso la prestación de servicios públicos no se verá afectada.

Pero marcó posibles inconvenientes de tránsito y de desagües que podrían generar el emprendimiento. Desde IRSA dejaron trascender que pueden realizar trabajos para evitar esos problemas.

Ahora habrá que esperar si la Justicia autoriza finalmente su funcionamiento, que podría comenzar en el segundo semestre de este año.

El complejo cuenta con 65 locales, 20 góndolas y un espacio para compras a cielo abierto. Parte del proyecto incluyó la recuperación de los antiguos galpones con arcos, y además la construcción de cines, locales de gastronomía, cocheras y hasta un museo de la fotografía.



Consultado respecto de las restricciones legales, un directivo de la compañía expresó aiProfesional que "los pasos administrativos están dados, por lo que sólo estaría faltando que el juez levante la clausura".

"Todo está en manos de la Justicia y preferimos no hacer comentarios. Esperamos que haya un pronunciamiento en el corto plazo. Por ahora sólo nos resta esperar", concluyó.

La ofensiva de CAME
Desde CAME Vicente Lourenzo, vocero de la entidad, también cargó duro contra el accionar de la empresa que encabeza Elsztain.

"Las audiencias que recientemente convocó el Gobierno porteño en Palermo fueron pensadas para convalidar una construcción irregular, levantada en un predio que no estaba habilitadopara ese fin. Le otorgó la zonificación al shopping una vez que este ya estaba prácticamente concluido", había señalado recientemente a iProfesional.

Lourenzo también reparó en el riesgo de que la zona se inunde tras el desarrollo de "Distrito Arcos".

"Más allá de que se hizo la obra del Maldonado, es un espacio con serias dificultades para queescurra el agua. Hay que pensar que IRSA no hizo más que volver impermeables 36.000 metros cuadrados, que ya de por sí absorbían muy poca lluvia estando sin ocupar", argumentó.

"A eso hay que agregar las complicaciones en materia de tráfico. El nuevo shopping incorpora cientos de cocheras y todas con salida a la avenida Juan B. Justo", señaló.

"Otro punto -añadió Lourenzo- son las instalaciones de gas y electricidad. Entendemos que no fueron testeadas y que no hay informes de seguridad al respecto".

La situación de los locales
Como ya se expuso, "Distrito Arcos" nucleará a unos 65 locales comerciales, de los cuales lamayoría ya han sido tomados por diferentes marcas y operadores privados.

Estos acuerdos rubricados y vigentes, según indicaron a iProfesional desde CAME, "forman parte de los argumentos que también enarbola IRSA ante la Justicia para lograr destrabar la situación".

"Como ya fueron acordados los alquileres y otras pautas comerciales, los privados presionan a la desarrolladora para que el shopping abra de una vez por todas. La compañía dice que desde la fecha inicial prevista de inauguración (diciembre pasado) hasta ahora, perdió unos 80 millones de pesos", aseguró una fuente de la entidad.

Desde CAME pronostican que el nuevo shopping de Elsztain, "de hacerse del permiso final, no inaugurará hasta diciembre próximo. Se trata de un centro comercial a cielo abierto, sin acondicionamiento artificial y pensado para lograr mayores ganancias en verano".

La mira, otra vez en Caballito
En paralelo a las disputas en torno a "Distrito Arcos", esta semana trascendió que el macrismo impulsará por quinta vez la iniciativa que le permitiría a IRSA construir un shopping en Caballito.

El centro comercial de dos manzanas estaría sobre la avenida Avellaneda, en los terrenos linderos al club Ferrocarril Oeste.

Serían unos 70.000 metros cuadrados cubiertos, con una altura de por lo menos 10 pisos, estacionamiento y oficinas. Para hacerlo hay que modificar la zonificación de esas parcelas, que son zona residencial.



El proyecto se empezó a discutir en 2008 y, ante las polémicas suscitadas, el macrismo decidió retirarlo. En 2009 llegó al recinto y, una vez más, dieron marcha atrás. Se retomó en 2011 y a fines de 2013, sin lograr avances.

Desde IRSA aseguraron que ellos no están impulsando el proyecto. Y en los pasillos de la Legislatura apuntan a los acuerdos que se empiezan a plantear, incluso de cara a las próximas elecciones.

Es que, sobre tablas, el macrismo cuenta con 28 votos propios y necesita 31 para lograr la mayoría.

Si bien el debate no prosperó en la reunión de asesores y todavía no está en la agenda de los diputados, "sabemos que viene", coinciden desde la oposición. La pregunta es a quién recurrirá el Pro para lograr los votos.

Algunos apuntan a UNEN, otros se preguntan si esta vez el kirchnerismo dará su aval.