Centros Comerciales

Iniciativa

Como en los shoppings, pero en las calles porteñas

Con la creación de centros comerciales a cielo abierto, los negocios minoristas tratan de potenciar sus ventas
Por   | LA NACION

Hace unos 20 años, un grupo de comerciantes de la Quinta Avenida comenzó a aportar fondos para agregar servicios en la vía pública. Los cestos de basura repletos quitaban encanto al entorno del paseo comercial, que necesitaba una limpieza más frecuente. También eran problemas los arrebatos de carteristas y la venta callejera. Para solucionarlo, desarrollaron un Business Improvement District (BID); una administración que logró, con un presupuesto propio, las mejoras necesarias para convertir a la avenida en el centro comercial a cielo abierto más glamoroso del mundo.
Este modelo público-privado, relevado en un estudio de campo del especialista en comercio minorista Damián Di Pace, es un ejemplo emblemático de lo que algunas entidades del sector impulsan para la ciudad de Buenos Aires. Desde hace tiempo, la Federación de Comercio e Industria de Buenos Aires (Fecoba) y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) pugnan por convertir en ley esta iniciativa, presentada en la Comisión de Desarrollo Económico de la Legislatura porteña.
Los centros comerciales a cielo abierto intentan replicar las ventajas de un shopping, pero en los locales a la calle. "Son áreas geográficas que cuentan con comercios minoristas organizados mediante asociaciones de comerciantes que establecen una imagen unificada, una estrategia asociativa, infraestructura de servicios, embellecimiento de sus calles o avenidas, gerenciamiento urbano y recursos económicos y financieros para el desarrollo de actividades comerciales, culturales, sociales y urbanísticas", define Di Pace.
La oportunidad existe en cada uno de los 53 ejes comerciales existentes en el territorio porteño, con un total de 15.852 locales, según datos de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad. En cada avenida, las mejoras en infraestructura, junto con una gestión estratégica que agrupe a los comerciantes, tendrían un efecto positivo en sus negocios, sin importar el rubro. "El producto bruto geográfico estimado en estas áreas comerciales es de unos $ 50.000 millones, aunque potencialmente la ciudad podría contar con unos 49 ejes comerciales más", detalla Di Pace. De aplicarse el plan en grandes avenidas, arterias principales y calles laterales en los barrios "el producto bruto geográfico potencial sería de unos $ 120.000 millones", estima el autor del libro El futuro del comercio minorista en la Argentina.
Un informe sobre los principales ejes comerciales de la ciudad, publicado en abril por el gobierno porteño, muestra que en septiembre de 2013 la tasa de ocupación en los locales se ubicó en 93,4%, por debajo de los registros del año anterior. Por rubro, los textiles ocuparon 25%; alimentos y bebidas, 9%; gastronomía, 8%, y hogar y calzado, 7%, respectivamente.
La subsistencia de los comercios minoristas se complicó aún más este año por una aceleración en la suba de costos y una baja en las ventas -6,3% en los primeros cuatro meses del año, según CAME-. A la luz de estas cifras, cobra relevancia el proyecto para otorgar competitividad al comercio minorista. Aunque, aclara Vicente Lourenzo, vicepresidente de Fecoba y secretario de Prensa de CAME, "el impacto económico de la creación de centros comerciales a cielo abierto es de mediano y largo plazo". ¿En qué consiste ese impacto? "Revitalizar el centro comercial atrae más visitantes y eso puede representar una suba de ventas en torno del 40%", calcula Lourenzo, que cita como ejemplo la zona comercial de la calle Aguirre. "Buscamos darles organicidad a casos como éste y otros que se generan de forma espontánea", dice.
Del otro lado del mostrador, también hay ventajas. "Los consumidores saben que en un shopping pagan más caro. Pero para tener una experiencia similar en la calle, tienen que tener seguridad, iluminación, señalética, baños y buenas veredas. Si el que camina tiene que mirar dónde pisa, no mira las vidrieras", señala Lourenzo.
Pero concretar el plan, como se dijo, no sólo requiere obras, sino también una administración y un presupuesto. Las fuentes de financiamiento, indica Di Pace, pueden contemplar, entre otras posibilidades, un adicional para los comercios en las tasas municipales, para todos por igual o teniendo en cuenta los metros cuadrados de cada local. Luego, los recursos acumulados en la caja oficial se traspasan a las asociaciones a partir del pedido de un ente mixto que direcciona los recursos en función de las necesidades. Mientras la idea intenta sumar voluntades en la Legislatura, el gobierno de la ciudad avanza en una política de desarrollo por distritos productivos.

DISTRITOS PRODUCTIVOS, EL PLAN OFICIAL

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires avanza con un plan de desarrollo basado en distritos productivos. "Son proyectos con los que procuramos mejorar un barrio postergado de la ciudad, traccionando inversión privada. Es un modelo probado en el Distrito Tecnológico y el Audiovisual. Ahora apostamos por el de Diseño y de las Artes", dice Francisco Cabrera, ministro de Desarrollo Económico porteño. Por caso, en el primero, ubicado en Parque Patricios, la inversión privada sumó US$ 250 millones. El punto de contacto con la creación de centros comerciales a cielo abierto son las mejoras del eje comercial de la avenida Caseros. En esa arteria se renovaron las veredas, el mobiliario urbano y se instaló nueva cartelería. Allí se busca profesionalizar el comercio pyme con capacitación y un impulso a la asociación de los comerciantes para actuar en conjunto. Por ejemplo, con una jornada de rebajas el día de Parque Patricios.

5768

Locales ocupados Oeste: 17 ejes comerciales - La ocupación fue de 95%, tal como mostró Once. Hubo picos en los ejes Murillo, Devoto y Cuenca. El total de locales fue de 6071, y la densidad comercial de 27,6 locales por cuadra. El alquiler promedio fue de $ 6640

4278

Locales ocupados Sur: 17 ejes comerciales - Sobre un total de 4714 locales, la ocupación arrojó 90,8%. La Av. Belgrano superó el 95%. La densidad comercial fue de 24,1 locales por cuadra, a un precio medio de $ 5294

3708

Locales ocupados Norte: 13 ejes comerciales -
Con un total de 3949 locales, la ocupación fue de 93,9%. Colegiales mostró la más alta, y Palermo Hollywood, la menor. Los locales por cuadra: 21,9. Y la media de alquiler, $ 7855