Construcción y Empleos

En baja

Volvió a caer la construcción y se pierden más empleos

En abril, el sector se contrajo 2,6%, la tercera baja interanual seguida; el número de trabajadores cayó 2,7% en marzo; pesimismo en los empresarios
Por   | LA NACION

El  estancamiento de la actividad económica, que algunos analistas ya califican como una recesión, se sigue manifestando en las propias estadísticas oficiales. El mes pasado, según el Indec, la actividad de la construcción registró su tercera caída interanual consecutiva. La situación, que según las previsiones de los empresarios del sector no estaría próxima a resolverse, está impactando en el empleo.
En abril, el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), que el Indec publica todos los meses, mostró una caída interanual de 2,6 por ciento. En febrero y marzo ese índice había caído 5,5% y 4,2%, respectivamente. En el acumulado de los cuatro primeros meses del año, la construcción registra una caída de 2,6% frente al mismo período del año anterior.
La baja de abril se explica por el mal desempeño de todas las categorías de la construcción. Las obras viales y las "otras obras de infraestructura", dependientes del sector público, cayeron 1,6% y 4,2%, respectivamente, mientras que las construcciones petroleras se desplomaron 27 por ciento.
Por el lado del sector privado, la construcción de edificios para vivienda presentó un leve retroceso de 0,2%, mientras que los "edificios para otros destinos" registraron una baja de 2,7 por ciento.
El mal momento de la construcción está relacionado con la caída de la inversión en general. Según las estimaciones de Orlando J. Ferreres y Asociados (OJF) en abril la inversión interna bruta mostró una contracción interanual de 3,5 por ciento. Esa baja se explica, en parte, por el menor gasto en maquinaria y equipo (-4,2%), pero también por la caída en la construcción (-3,2%).
La menor actividad en el sector está teniendo un impacto negativo en el empleo. Según el último informe de coyuntura del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), en marzo el sector empleó a 383.685 trabajadores registrados, 2,7% menos que un año atrás. "Con la evolución de marzo se completan así tres meses consecutivos de variaciones interanuales de signo negativo del empleo sectorial", dice el informe del Ieric, que también resalta una "aceleración en el ritmo de la caída", ya que en los meses previos las caídas fueron de 0,5% (en enero) y 1,7% (en febrero).
Además, la caída del empleo en la construcción en el primer trimestre de este año se dio frente a tres meses que, a su vez, habían registrado resultados negativos. Si se compara la cantidad de trabajadores de marzo de este año con la del mismo mes de 2012 se obtiene una caída de 8%, que en número de personas significa casi 33.000 empleados menos.
Según las perspectivas de los empresarios de la construcción incluidas en el informe del Indec, la situación laboral podría seguir deteriorándose en los próximos meses. Entre los empresarios que se dedican principalmente a las obras privadas, en abril el 21,1% esperaba disminuir la cantidad de personal ocupado (permanente y contratado) en el mes siguiente y ninguno esperaba aumentarla. Entre los que se dedican a las obras públicas, el 30% preveía una disminución en la cantidad de empleados y apenas el 13,3% un aumento.
Las perspectivas de los empresarios de la construcción sobre la evolución del empleo en el sector van de la mano con sus proyecciones sobre el nivel de actividad. En abril, el 20% de las empresas que se dedican a las obras privadas preveían una baja en la actividad en el mes siguiente y ninguna esperaba un repunte. Entre las que realizan obras públicas, los pesimistas son el 23,3% y los optimistas el 13,4 por ciento. Frente a abril del año pasado, aumentó la cantidad de empresarios que prevén una disminución en la actividad y bajó la de aquellos que proyectan un repunte.
Otro dato del Indec ayuda a explicar el pesimismo en el sector: en lo que va del año los costos de la construcción subieron 15,4 por ciento. La suba no se explica sólo por los mayores salarios (11,9%), sino también por el encarecimiento de los materiales (20,4%) y de los gastos generales (17,9%)..