Basura Porteña

lanacion.com |
Buenos Aires
Sábado 26 de julio de 2014 | Publicado en edición impresa
Más presión a empresas para separar y acarrear la basura
La Ciudad y la provincia exigen a grandes generadores de residuos que cumplanlas normas; amenazan con clausuras
Por Laura Rocha  | LA NACION

La  ciudad y la provincia de Buenos Aires avanzan en la instrumentación del plan para hacer que los grandes generadores de basura, como shoppings, supermercados, hoteles y countries, no sólo separen sus residuos, sino también paguen por transportarlos a los rellenos sanitarios de la Coordinación Ecológica Metropolitana Sociedad del Estado, Ceamse. Los que no cumplan con las resoluciones de ambos gobiernos, que ya están vigentes, serán sancionados con multas de hasta 120.000 pesos e, incluso, clausuras.

En la provincia, donde la norma comenzó a regir a principios de este año, más de 200 barrios cerrados y 50 shoppings e hipermercados presentaron sus planes de gestión integral de residuos ante el Organismo para el Desarrollo Sostenible (OPDS). "Estas presentaciones fueron en respuesta a las más de 800 cartas documento y notificaciones enviadas en el marco de las resoluciones mencionadas", indicaron en la cartera ambiental bonaerense.

Según detallaron, en un trabajo conjunto con la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), fueron inspeccionados 30 grandes generadores -entre clubes de campo y locales de cadenas de comidas rápidas-, de los cuales siete recibieron multa por no haber presentado el plan de tratamiento de residuos. Aunque no se conocen los montos impuestos, tal como publicó LA NACION en su edición del 4 de febrero pasado, las multas pueden llegar hasta un equivalente a 1000 sueldos básicos de la administración pública provincial, que al momento del dictado de la disposición era de $ 1212,05.

En la ciudad los locales de comidas rápidas tampoco cumplieron con la nueva normativa, que había establecido que a partir de junio los centros comerciales, súper e hipermercados, hoteles de 4 y 5 estrellas, bancos, industrias, cadenas de comidas rápidas y edificios de más de 40 unidades que generen más de una tonelada diaria de basura están obligados a separar sus residuos y pagar para que sean enterrados en el relleno sanitario de José León Suárez.

Entre el 18 de junio y el 8 de este mes esos establecimientos debían inscribirse en un Registro de Generadores Especiales, lo que los obligaba a informarle al gobierno porteño cómo van a gestionar, en forma privada, los residuos húmedos que generan.

"Vencido el plazo de inscripción, las cadenas de fast food encabezan la lista de «incumplidores»: McDonald's (67 locales), Subway (39), Burger King (25) y Nac&Pop (16). También está pendiente la inscripción de las cadenas de supermercados Día y Coto, y de los shoppings Spinetto, Caballito, Devoto y Recoleta Mall", se especificó en un comunicado del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño. Por el incumplimiento de estas obligaciones en la Capital se impondrán multas de hasta 30.000 pesos y hasta clausuras de establecimientos.

La ley hace hincapié en la separación de residuos de los denominados "grandes generadores" o "generadores especiales", que deberán contar con recipientes para tirar basura reciclable y no reciclable, al tiempo que tendrán que acordar con las cooperativas de cartoneros que trabajan en cada zona para que recojan el material separado.

Para el tratamiento de los residuos húmedos deberán contratar a una de las 15 empresas que hoy están habilitadas y que serán las encargadas de recoger los desechos y llevarlos a la Ceamse. Enterrar cada tonelada de basura cuesta hoy 432 pesos.

En la ciudad de Buenos Aires se generan unas 5000 toneladas diarias de basura. Sin embargo, con la puesta en marcha del plan de separación de residuos ese número disminuye drásticamente. Por caso, hoy se están derivando a la Ceamse 3410 toneladas por día. El plan de clasificación y separación de residuos debería funcionar desde hace nueve años. El relleno sanitario Norte III, de José León Suárez, al que la ciudad envía sus desechos, ya no tiene más espacio. Por ese motivo, hace un año y medio la provincia intimó al gobierno de Macri, que se comprometió a reducir en un 78% la cantidad de residuos por verter en la Ceamse. Compromiso que, ya se sabe, no podrá ser cumplido, aunque podría habilitarse un nuevo módulo en el mismo relleno, ya cerrado, para extender la vida útil de Norte III.

LOS NÚMEROS BONAERENSES

En la provincia, en tanto, como el proceso de separación de residuos para grandes generadores de basura comenzó antes ya hay algunos resultados. En este sentido, 28 cooperativas de cartoneros ya cuentan con la habilitación correspondiente y 15 más ya están completando el proceso de inscripción.

Por caso, la cooperativa de trabajo Creando Conciencia realizó un informe en el que detalla que "aumentó 28,52% la recepción de residuos reciclables a partir de los ingresos de los nuevos clientes. Se consiguieron 34.000 kg de material".

Entre mayo y junio pasados la cooperativa logró incrementar 30% su cartera de clientes, lo que devino en una suba de su facturación del 10% por servicio prestado. "Cabe aclarar que este porcentaje no incluye el ingreso económico provocado por la valorización de los materiales recuperados", agrega el informe.

La cooperativa también realiza charlas y aporta a la concientización. Según la entidad, la nueva normativa pone al "reciclado" coo un tema de agenda política, mediática y del marketing empresario local".ß.