La Imprenta - La Cuadra

Ya cobra vida el proyecto inmobiliario que se levantará en La Imprenta y La Cuadra, pese a las polémicas
07-08-2014 iProfesional tuvo acceso exclusivo a los planes de edificación en torno a esa clásica zona de Palermo. Se devela el interrogante de si construirán una torre y quiénes están detrás de la iniciativa. Inmobiliarias ya anticipan precios del metro cuadrado. Renace el debate sobre el patrimonio histórico


Bajo el más completo hermetismo, poco a poco comienza a ganar forma el nuevo destino inmobiliario pensado para el predio que ocupanlos edificios de La Imprenta y La Cuadra, en el barrio porteño de Palermo.

Pese a la oposición de los vecinos y a lasdiscusiones en torno a las posibilidades que habilita la legislación vigente, en las últimas semanas se concretó el cierre de los últimos puntos comerciales ubicados en esa manzana.

Quien transite por la zona observará que ya han bajado sus persianas los puntos de venta dePersicco y La Stampa, restaurant con más de 20 años de antigüedad, linderos a otros espacios en el que también habían dejado de operar hace tiempo el café de La Imprenta y el gimnasio que llevaba el mismo nombre.

En conjunto, la superficie total -ahora en desuso-es tan grande que hace pensar que lo que ahí se construya no sólo será de amplias dimensiones, sino también de categoría, por la alta demanda yelevada cotización que ostenta ese espacio tan preciado para los desarrolladores inmobiliarios.

La siguiente es la leyenda de agradecimiento que los propietarios de La Stampa les colocaron a los clientes en la vidriera del local ahora cerrado:



Aquí otra imagen del lugar:



El siguiente espacio era ocupado por la heladería Persicco, marca que ya retiró toda su cartelería:



Es de prever que se levante una gran polémica alrededor de la megaobra, habida cuenta de lascontroversias que ya había generado el cierre de La Cuadra, que incluso dio lugar a que losvecinos del barrio se movilizaran para recolectar firmas y así evitar que esa superficie sea utilizada para la edificación de torres de viviendas.

Otra imagen que muestra el estado de un lugar tradicional de Palermo que, hasta hace poco, era muy concurrido:



Con aval del gobierno porteño
Todos estos movimientos se inscriben en la decisión del Gobierno porteño de habilitar finalmente a un grupo de empresarios para que desarrollen un nuevo emprendimiento en esos terrenos.

Esto fue confirmado en exclusiva a iProfesional por una importante fuente de la Defensoría del Pueblo de Buenos Aires que pidió no ser mencionado.

Pese a que rige la imposibilidad de demoler La Cuadra -y a una medida de índole similar para La Imprenta- ya fueron presentados los planos para la construcción de una torre de departamentos.

Según información a la que accedió este medio, la propuesta reposa en planos del estudio de arquitectos Dujovne-Hirsch, encargados de diseñar la futura torre Trump en Punta del Este.

La iniciativa ya cuenta con el visto bueno de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Buenos Aires.

"A principios de abril, bajo el expediente 1.482.346, se registró un pedido de demolición parcial y ampliación de obra. Hay una presentación de planos para construir una torre que ocuparátoda esa superficie", aseguraron desde la Defensoría.

"El Gobierno porteño lo que está haciendo es ajustarse a sus posibilidades de flexibilizar normas. Como no se pueden demoler las instalaciones de La Cuadra o La Imprenta, entiende que puede compensar permitiendo la construcción en altura", añadieron.

Desde el organismo destacaron que "todavía restan definir algunos aspectos. Por ejemplo, cómo se hará el proyecto y su posición, porque en varias oportunidades los vecinos denunciaron que había intenciones de invadir el pulmón de manzana. En el centro del área no se debería construir".

Secreto bajo siete llaves
El proyecto de torre que ya respalda Desarrollo Urbano de la Ciudad, de acuerdo con información aportada desde ONGs dedicadas a la protección de construcciones históricas, alcanzará una altura cercana a los 20 pisos y se ubicará principalmente del lado de La Imprenta.

El plan de Dujovne-Hirsch sucede a otra iniciativa presentada en los últimos dos años porChurba-Friedman Emprendimientos, el estudio de arquitectos señalado por los vecinos de Palermo como el más interesado en derribar los inmuebles (ver imagen) para luego construir unidades residenciales.


"Hay una normativa vigente que demoró el plan anterior. Ahora hay que ver cómo se adaptafrente a este proyecto. Es un tema complejo que el Gobierno porteño maneja en absoluto secreto", afirmó a iProfesional Mauro Sbarbati, de la ONG Basta de Demoler.

"Se supone que los dos edificios están protegidos contra cualquier intento de edificación, pero la influencia de privados pudo más y está claro que finalmente van a construir", ratificó.

Hoy día, todos los espacios comerciales están cerrados y a la espera de que comiencen las obras.

"Queremos saber qué se va a construir y lo que finalmente se habilitará como área de edificación. Es de esperar que se le permita a la empresa avanzar en espacios en los que no podría hacerlo", remarcó.

"Esa zona en particular es muy polémica y un desarrollo en el lugar se enmarca en un contexto de mucha sensibilidad para un emprendimiento inmobiliario", aseguró José Rozados, CEO de Reporte Inmobiliario, al tiempo que definió como de "inminente" el inicio de las obras.

"Es una jugada difícil para el desarrollador, más tratándose de lugares como La Imprenta o La Cuadra, que tienen su impronta. De hecho, hay que pensar que La Imprenta fue algo así como un ícono en términos de readaptación; un gran ejemplo de lo que implica reciclar un edificio antiguo", aseveró a iProfesional.

Precios que asoman
Mientras avanza el desarrollo en ese espacio de Palermo, inmobiliarias de la zona no sólo destacan la iniciativa sino que, además, ya se permiten anticipar las cotizaciones.

Jorge Safar, ejecutivo de Oppel, uno de las principales comercializadores en torno a La Imprenta, anticipó que el edificio a estrenar -aun cuando falta conocer sus características- "tendrá precios que, por el lugar y por tratarse de un inmueble a estrenar, partirán de un piso cercano a los2.500 dólares el metro cuadrado".

"El predio ya está desocupado, los locales comerciales quedaron vacíos y se está avanzando paulatinamente con el proyecto. En un principio, la obra iba a ser hecha por Churba-Friedman, que incluso tenía oficinas en el complejo comercial, pero luego todo cambió. Falta que el emprendimiento se lance abiertamente al mercado", dijo a iProfesional.

Para Safar, "es claro que la gran pulseada protagonizada entre vecinos y desarrolladores inmobiliarios terminó con una clara victoria de los segundos".

"En total, La Cuadra y La Imprenta ocupan unos tres lotes que permiten desarrollar un proyecto de características únicas. El hecho de que se hayan vaciado los locales con tanta rapidez habla a las claras de la decisión de levantar el edificio", sostuvo.

Y agregó: "Nada de esto podría darse sin el permiso del Gobierno de la Ciudad. Las posibilidades de rentabilidad para los inversores serán muy amplias, por la zona y por el tipo de construcciones que rodearán al emprendimiento", anticipó.

¿Se puede o no se puede?
En lo que hace a las posibilidades de desarrollo en el área, de acuerdo con lo que averiguó iProfesional, la resolución vigente establece que La Cuadra cuenta con protección estructural por ley, mientras que para La Imprenta opera una medida cautelar.

En concreto, esto significa que el primer edificio no podría ser ampliado, en cambio el segundo puede ser "retocado", siempre que se respete el lado que da a la vereda.

Sin embargo, una serie de disposiciones y tecnicismos enarbolados por el Gobierno de la Ciudad sobre la zonificación del barrio culminarían por permitir una construcción de 20 pisos de altura.

"Para que todo esté un poco más claro, lo ideal hubiese sido que el proyecto -por el espacio que ocupará y la polémica ya generada- se discuta en la Legislatura. Lamentablemente eso no sucedió. Hemos pedido información y todavía no nos fue remitida", destacaron desde la Defensoría del Pueblo porteña.

"Reiteramos que el gobierno de Macri tiene la atribución para flexibilizar normas. No está violando ningún tipo de marco y es lógico que establezca una compensación tras haber dado un aval a los vecinos en su momento. Pero es necesario conocer los nuevos planos para discutir cuál será el impacto final de lo que se construya", añadieron.

Detalles de los "protagonistas"
La Imprenta está ubicada en la esquina de Migueletes y Maure. Debe su nombre a que, justamente, allí funcionaba la imprenta del Hipódromo.

En la misma manzana, en Jorge Newbery 1651, se emplaza La Cuadra, uno de los últimos stud donde durmieron varios de los "pura sangre" campeones que generaron tantas pasiones como deudas y forjaran la romántica leyenda del turf de Palermo.

Ambos lugares conformaban hasta hace unos meses un complejo que incluía una galería de arte, restaurantes, joyerías, locales de ropa y otros comercios.

Lo cierto es que, al día de hoy, toda esa actividad se deshizo.

Los comercios de La Cuadra dejaron de existir y ahora todo ese predio quedó vacío, con el paso vedado.

A fines de 2012, y tras 20 años de actividad, el telón finalmente cayó sobre La Imprenta, quecerró sus puertas sin que los dueños brindasen mayores explicaciones, tal como señalaron en su momento los allegados al lugar.