Actualización Alquileres

EDICIÓN IMPRESA NEGOCIOS 

Por el alza de la inflación, los alquileres de viviendas se ‘actualizan’ cada seis meses

La medida, que antes corría a partir del año de contrato, la disponen algunas inmobiliarias para evitar que el propietario pierda rentabilidad
por MATÍAS BONELLI Buenos Aires
El mercado inmobiliario desde hace ya tiempo que muestra signos preocupantes en cuanto al nivel de ventas, y los propietarios encuentran en el mercado de los alquileres una salida que les permita, al menos, sacar algún rédito del inmueble.
En medio de esto, se presenta otra situación. Los dueños no quieren que los valores que cobran a los inquilinos queden desfasados a raíz de la inflación, y algunos se comienzan a alejar de la clásica ‘actualización’ anual, para pautar aumentos cada seis u ocho meses.
"No hay demasiadas variables para que los propietarios no pierdan rentabilidad. Los niveles inflacionarios son importantes y lo que se hable hoy posiblemente ya no sirva dentro de algunos meses", sostuvo ante El Cronista el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Roberto Arévalo.
La realidad, de todos modos, refleja que en el sector nadie se atreve hablar abiertamente de ‘indexación de valores’ –una actividad prohibida por ley, aunque en la práctica se lleva a cabo de modo habitual desde hace tiempo–, sino que marcan que se trata de ‘actualización de precios’.
Sí, por ejemplo, el inquilino abonará en los dos años que dure el contrato un monto total de $ 200.000, legalmente quedará asentado que ese total se dividirá en cuatro tramos diferentes y con valores que aumentarán en cada período. Esto, desde ya, para los casos en los que se pacten indexaciones semestrales.
La diferencia entre un tramo y oscila el 12,5 por ciento. Los empresarios del sector advierten que los primeros indicios sobre la nueva política en el mercado de los alquileres de viviendas se comenzó a vislumbrar en los primeros meses de 2014, aunque ya en el segundo semestre, con el avance más sostenido de los niveles inflacionarios, se hizo más fuerte.
"El límite sobre cuánto es lo más conveniente es muy complejo. Si bien es cierto que la inflación avanza, no se puede negar que la realidad también es compleja para los inquilinos", dijo Arévalo.
Con esto, el nuevo esquema de alquileres, de acuerdo con lo que entienden los especialistas, se mantendrá mientras los niveles inflacionarios no caigan, aunque también habrá que estar atento a la respuesta de los inquilinos, quienes podrán no validar las subas.
"Ante las grandes dificultades para comprar viviendas a muchos no les quedan mayores opciones más que alquilar. Pero la realidad también es compleja para ellos y a algunos se les complica afrontar los incrementos. El punto de equilibrio es muy fino", afirmaron a El Cronista desde una reconocida inmobiliaria que opera en el corredor norte de Capital Federal.
Un reciente trabajo de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) muestra el movimiento ascendente que tuvieron los precios de los alquileres en el último año.
El relevamiento indica que, en Capital Federal, los precios de los alquileres de departamentos subieron 27,3% en julio respecto del mismo mes de 2013.
Además, tras un trimestre de suba, la cantidad de propiedades en alquiler se redujo en julio, para ubicarse 13% por debajo del volumen disponible un año atrás.
Con bajas en casi todas las tipologías, esa disminución en la cantidad de propiedades ofrecidas en alquiler mostró su punto más álgido entre las unidades de cuatro ambientes, mientras que las unidades grandes (de cinco ambientes o más) crecieron 4,5 por ciento.