Precios Inmuebles

LUEGO DEL PEOR SEMESTRE EN 30 AÑOS PARA LA ACTIVIDAD, EL PRECIO DE LAS PROPIEDADES DESCENDIÓ APENAS UN 1,44%

Pese a la crisis, los valores se resisten a ceder en Capital



www.ambito.com / 31/12/2014

El mercado inmobiliario se encuentra virtualmente paralizado en la Ciudad de Buenos Aires, al registrar niveles de actividad similares a los que presentaba hace más de 15 años, pero los precios de los departamentos se resisten a ceder y en un contexto harto desfavorable apenas experimentan bajas mínimas.

De acuerdo con un informe divulgado entre los afiliados de la Cámara Inmobiliaria Argentina, los valores de la oferta en venta experimentaron una retracción acumulada de apenas el 1,44% en octubre pasado con respecto a igual mes de 2013. La Cámara alertó sobre un "escenario complejo que se profundiza día a día ante la falta de reacción" del sector, pese a que a diferencia de otras épocas, los valores de los departamentos en la Capital se ubican "entre los más bajos de las capitales latinoamericanas".

En ese sentido, el último relevamiento de precios de Reporte Inmobiliario arrojó que los departamentos usados de la plaza porteña registraron un incremento del 0,8% en el cuarto trimestre del año, para arribar a un valor promedio de u$s 1.709,40 por m2. Se percibió un ligero cambio de tendencia: el pico más marcado de caída se había verificado durante el primer trimestre del presente año (-4,1%), para luego moderarse el segundo trimestre (-0,4%) y cambiar ya durante el tercero (+0,2%).

"Actualmente parecería que los valores tocaron un piso; aunque no se puede dejar de destacar el comportamiento dispar que vienen teniendo los distintos barrios", dijo Reporte Inmobiliario en su análisis, agregando que este comportamiento irregular "pone en evidencia un mercado de precios aún inestable que no encuentra todavía cuál es su punto de equilibrio".

En este contexto, el tercer trimestre de 2014 alcanzó una marca histórica en el Índice CIA, ya que los registros de los niveles de actividad de julio, agosto y septiembre fueron los más bajos para cada mes desde el inicio de la serie en 1998. "Mes a mes, las estadísticas reflejan lo que se palpa en la calle: el sector atraviesa una de las contracciones más profundas de que se tenga memoria", remarcó la patronal. Los números del Colegio de Escribanos porteño confirman esta tendencia, siendo el último semestre el peor en 30 años. Comparado con octubre de 2011, por ejemplo, el derrumbe llega al 44,1%.

Sin embargo, el informe de la CIA destacó que el conjunto de la oferta continúa firme, registrando una corrección de sólo el 1,44% con respecto al año pasado. "Manteniendo el comportamiento de meses anteriores, los ajustes más intensos se dan en las unidades grandes, de menor impacto cuantitativo en el mercado. Y a medida que el tamaño de las unidades se reduce, el ajuste de valores es menor", detalló la Cámara. Agregó que "en este escenario con rigidez de precios, inflación y dólar en alza, también el perfil de oferta se mantiene inalterable: de cada 10 unidades ofrecidas, casi seis se construyeron de 2004 en adelante; 55% son departamentos chicos; y 75% se concentra entre el norte y centro de la Ciudad".

A pesar del magro año del sector, se espera para los próximos meses un repunte de las operaciones de compraventa, en línea con la estabilidad del dólar paralelo. Se presenta un escenario similar al de mediados de este año, cuando cierta previsibilidad a corto plazo dio lugar a un ligero rebrote de la actividad. El estallido del default a principios de agosto, y su subsiguiente impacto sobre la cotización del "blue", tiró por la borda cualquier tipo de recuperación en el sector inmobiliario. Por lo tanto, los actores del mercado seguirán de cerca lo que pueda suceder en la negociación con los fondos buitre cuando caduque la cláusula RUFO en los primeros días de enero.