Precios - Capital: -4%

Clarin.com
iEco
Economía 22/01/15
El valor en dólares de las propiedades cayó hasta 12% en los últimos dos años
Mercado inmobiliario.Las bajas más pronunciadas se dieron en el Conurbano, en las zonas de Lanús, La Plata y Tigre. En la Capital, los precios se contrajeron casi 4% el año pasado.

La crisis del mercado inmobiliario que se desató a causa de la imposibilidad de acceder a la compra de dólares desde noviembre de 2011, derivó en una caída del precio de las propiedades en esa divisa, que osciló entre 10 y el 12% en los últimos dos años. No obstante, en los últimos meses de 2014, los valores recobraron mayor estabilidad.

Esta merma de los precios que empezó a notarse en 2012 como producto de la gran retracción del sector a partir del cepo, fue más suave en la Capital Federal, con una caída del 3,7% en el último año y cercana al 10% en los últimos dos. En el ámbito porteño, el precio promedio de un departamento usado de dos ambientes, se ubicó a fines del 2014, en US$ 1.709 el metro cuadrado. Los barrios con retracciones más fuertes en 2014, fueron Saavedra, Belgrano R, Almagro y Parque Avellaneda.

En cambio, la caída de los valores fue más pronunciada en el Conurbano, donde superó el 12% en los últimos dos años, según un relevamiento del sitio especializado Reporte Inmobiliario. Este sondeo se basa en valores promedio de departamentos usados de 2 y 3 ambientes en 13 distritos del Gran Buenos Aires.

En el último año, de acuerdo con el sondeo, las caídas más pronunciadas se dieron en las unidades ubicadas en las zonas de La Plata, Lanús y Tigre. “De todas maneras, en 2014, y especialmente en el último trimestre, los precios se mostraron más estables. La caída promedió el 4%, explica Germán Gómez Picasso, analista de Reporte Inmobiliario. “Esta estabilidad de los últimos meses, no se dio por una reactivación de las ventas sino porque los propietarios no se avinieron a bajar más los precios. Decidieron postergar las operaciones hasta la existencia de un panorama más claro. La gente piensa: ‘Si ya esperé tres años, espero un poco más’”, dice.

Armando Pepe, vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) asegura que “los valores no se movieron demasiado. Los fija la oferta y demanda”. Sin embargo, el empresario prefiere “olvidar” el comportamiento del mercado en 2014 y opta por destacar que, “desde noviembre, cuando el dólar blue se mantuvo sin grandes cambios, alrededor de los 14 pesos, lentamente volvieron a hacerse algunas operaciones. Según el empresario, “los propietarios están muy duros en la contraoferta”, dice. “Solo aceptan descuentos pequeños, al menos en Capital Federal”. En otros lugares, como Mar del Plata, por ejemplo, se aceptan mayores quitas”, dice.

Un reciente estudio hecho por Cucicba, una entidad que agrupa a empresarios de la Capital Federal, comparó precios de departamentos usados porteños con los valores de algunas de las principales ciudades de Sudamérica. El resultado fue que los precios locales están un 20% por debajo de las ciudades comparadas, entre ellas, Santiago de Chile, Montevideo, Río de Janeiro, San Pablo, Bogotá y Lima.

Rodrigo Rapisarda, empresario con inmobiliaria que comercializa propiedades en Caballito y alrededores, admite las “alteraciones que tuvo el mercado en los últimos 36 meses por el cambio de reglas de juego” que impuso el cepo cambiario. “Los niveles de trabajo disminuyeron y los precios sufrieron un reacomodamiento a la baja”, señaló.

Un departamento en Caballito de dos ambientes usado, en buen estado, hoy cuesta US$ 100.000, cuando debería costar US$ 125.000”, dice respecto de la evolución de los valores. Con todo, aclara que “los precios no se movieron tanto como la caída de las ventas”. Es que, en este contexto, las operaciones que se hacen son exclusivamente las de aquellos propietarios “obligados” a moverse, por determinadas circunstancias. El inversor típico está más quieto”. Igual que su colega, Rapisarda señala que en su oficina hubo más consultas y movimientos a partir de la estabilidad del blue. “Veo que tanto compradores como vendedores tratan de acercarse a un precio real de mercado”, resume. Y destaca la importancia de “no sobretasar las propiedades porque el público se desorienta”.

Hay pesimismo entre los arquitectos

“El mercado inmobiliario se mueve en función de las expectativas. La inflación lo afecta directamente, creando una fuerte incertidumbre del costo y de los precios finales de las nuevas propiedades, y afecta fuertemente al mercado de las propiedades usadas, que conforman alrededor del 80% de las transacciones”, explicó el arquitecto Mario Goldman, Coordinador del Área de Desarrollo Inmobiliario del Consejo Profesional de Arquitectura (CPAU), en el sitio Reporte Inmobiliario.

Para él, el cepo “opera como un freno adicional en este mercado. Las encuestas mensuales que elabora el CPAU tanto de expectativas como de actividad reflejan este estado de incertidumbre. Ambos índices se ubican en la franja de “pesimismo acentuado”, señaló.